Anuncio fondo

VOR

cabecera

Publicado en
Pn

El Mapfre apuntala su liderato tras ganar la regata In-Port de Itajaí

Tras la exhibición del Mapfre en la costera tres ganar su sèptima regata In-Port, los de Xabi Fernández, cogen tranquilidad de cara a las etapes de este tramo final de la Volvo Ocean Race.

Pn

El Mapfre logró ayer un contundente triunfo en la regata In-Port de Itajaí, séptima regata costera de la presente edición de la Volvo Ocean Race, lo que le permite ampliar su ventaja en el liderato de las In-Port Series.

Las In-Port Series de la Volvo Ocean Race actúan como un mecanismo de desempate en la clasificación general de la regata, con lo que su importancia en la presente edición puede ser determinante dada la enorme igualdad que hay en la general de la regata. Sí, el Mapfre ha recogido munición en Itajaí de cara a los tramos finales de esta vuelta al mundo.

El equipo español cuajó una excelente salida, pero se pasó de layline en la primera ceñida y montó en segunda posición el primer barlovento, justo por detrás del team AkzoNobel. El Team Brunel, que subía como líder, tuvo un problema con la vela de proa y quedó apartado de la lucha por la victoria en esta primera boya.

Los de Xabi Fernández hicieron un gran descenso en la primera popa, especialmente a la hora de elegir el momento ideal para trasluchar, lo que les permitió adelantar al AkzoNobel en la llegada de sotavento.

Tamara Echegoyen reflejaba la felicidad del equipo por la victoria. "La verdad es que ha ido muy bien, no podíamos tener mejor resultado, las maniobras han salido perfectas y hemos hecho un gran trabajo en equipo. Ahora a prepararnos para la salida del domingo y a hacer lo que sabemos hacer".

A partir de ahí, el Mapfre aguantó con solvencia la primera plaza hasta rematar un triunfo que le sitúa con cinco puntos de diferencia sobre el Dongfeng Race Team en la general de las In-Port Series.

Ahora las tripulaciones gozarán de una última jornada de descanso antes de afrontar la salida de la octava etapa, que tendrá lugar a las 14:00 hora local (19:00 hora peninsular española) y que llevará a la flota desde Itajaí hasta la localidad estadounidense de Newport.

El SHK/Scallywag, que fue el único barco que no compitió en la costera, lucha contra el reloj en la puesta a punto para la salida de la Etapa 8 con la ayuda de toda la organización y el resto de equipos.

Clasificación de la regata In-Port de Itajaí

1.MAPFRE (Xabi Fernandez) 54’56’’

2.team AkzoNobel (Simeon Tienpont) à 43’’

3.Dongfeng Race Team (Charles Caudrelier) à 1’04’’

4.Turn the Tide on Plastic (Dee Caffari) à 1’45’’

5.Team Brunel (Bouwe Bekking) à 2’19’’

6.Vestas 11th Hour Racing (Charlie Enright) à 3’38’’

Sun Hung Kai/Scallywag (David Witt) no participó.

General de las In-Port Series

1.MAPFRE 44 puntos

2.Dongfeng Race Team 39 puntos

3.team AkzoNobel 33 puntos

4.Team Brunel 29 puntos

5.Vestas 11th Hour Racing 18 puntos

6.Turn the Tide on Plastic 15 puntos

7.Sun Hung Kai/Scallywag 15 puntos

cabecera

Publicado en
Pn

Team Brunel gana por 15 minutos a Dongfeng en Itajaí tras 7.800 millas

En las últimas horas hemos estado pendiente de cómo el Dongfeng Race Team le iba comiendo millas a Team Brunel llegando a estar los orientales a una milla escasa de los de Bouwe Bekking. Finalmente la emoción que hemos seguido a través del “tracker” se ha resuelto a favor de los holandeses tras más de 7.800 millas desde que salieran de Auckland en Australia.

Pn

Sin duda, ha sido una de las etapas más difíciles de la Volvo Ocean Race 2017-18, y, desde luego se la calificará como una de las más duras de la historia de esta regata.

La experiencia de Bouwe Bekking ha sabido gestionar el acercaiento y el empuje de la tripulación del Dongfeng comandado Charles Caudrelier. Después de navegar algo más de 7.800 millas, el margen en la meta ha sido sólo de 15 minutos.

"Ha sido una etapa increíble", declara Bekking. "Estamos tristes en nuestros corazones por la pérdida de John Fisher (SHK / Scallywag) y eso nos parece muy profundo, pero desde el punto de vista deportivo hemos navegado un tramo muy bonito, así que nos sentimos orgullosos de eso".

Las 7.800 millas desde Auckland en Australia hasta Itají en Brasil con el cabo de Hornos como hito a superar, les ha llevado a navegar en el océano austral en los 60º S de Latitud, al filo de la línea de seguridad autoimpuesta por la organización denominada Zona de Exlusión de Hielo.

Allí abajo, en los "Furiosos Cincuenta” (al sur de los 50 grados de latitud) el viento y el frío han sido implacables. Los vientos constantes de 30-35 nudos, con mar formada de olas de entre los 4 a 6 metros, han sido algo normal en el día a día. Algunas rachas han soplado por encima de los 50 nudos y las olas han sido descomunales. La temperatura también se ha desplomado justo por encima de la congelación y la nieve y el granizo han sido fenómenos habituales.

Los equipos lucharon por la mejor posición durante los primeros 7 días de la etapa, pero a medida que los barcos se movían a lo largo de la Zona de Exclusión de Hielo, Brunel se deslizó hacia el sur desde una posición un poco más al norte que los líderes para, al final “emerger” con una ventaja de 20 millas sobre la flota.

Bekking y su veterano navegante Andrew Cape pudieron mantener esta ventaja más allá del Cabo de Hornos, obteniendo el primer punto de bonificación disponible en esta etapa. Y aparte de un informe de posición hace tres días, donde Dongfeng se mostró como el líder en virtud de una posición ligeramente más hacia el oeste, Brunel ha cuidado esta delicada ventaja hasta llegar a la línea de meta en Brasil.

No ha sido fácil. En las últimas 48 horas han tenido al Dongfeng a solo una milla, y durante las últimas horas, en las condiciones más ligeras y furtivas cerca de la línea de meta, ha sido una lotería en la que los dos tenían buenas opciones.

Para Brunel Team, la victoria significa que el equipo ha acumulado los 16 puntos disponibles para esta etapa, casi duplicando su puntuación total de 20 a 36 puntos. Bekking y Brunel Team han "vuelto" a la regata.

cabecera

Publicado en
Pn

"Match race" entre Brunel y Dongfeng a 800 millas de Itajaí

Team Brunel y Dongfeng Race Team esran protagnizando un duelo a sólo 3 millas de distancia entre ellos. De momento Team Brunel aguanta la presión asiática a falta solo de 800 millas para a meta en Brasil. Ambos se han intercambiado el liderato en las últimas horas.

Pn

El barco patroneado por Charles Caudrelier llegó a superar al líder anoche aprovechando su posición a sotavento del Brunel a unas 700 millas frente a la costa este argentina. Pero Team Brunel se beneficiaba de un ángulo de viento ligeramente mejor que permitía al barco de Bouwe Bekking recuperar un liderato que en el reporte de las 13:00h CET de hoy (15:00h en la España peninsular) asciende a 13 millas. Team AkzoNobel ocupa la tercera posición, a 70 millas del duelo entre franceses y holandeses.

La tripulación de Team Brunel, reconoce cruzar los dedos con la esperanza de completar la etapa no sólo en primera posición, sino de una pieza. “Todos desearíamos que la meta estuviera aquí, especialmente tras comprobar los daños que han sufrido otros barcos”, reconoce la capitana del barco, Abby Ehler. Y es que es logico pensar así teniendo en cuenta del gran estrés sufrido en los materiales que componen los elementos esenciales de los VOR 65 como ahora palos, velas, botavaras y cabuyería.

“Nosotros mismos hemos sufrido daños en el timón, y aunque logramos repararlos, todavía falta mucho. Sería increíble ganar esta etapa. De momento no hemos tenido un rendimiento demasiado notable en la regata, por lo que ganar sería excepcional. Crucemos los dedos para que no tengamos problemas entre aquí y la meta”.

Precaución es un término acuñado por toda la flota, que busca el equilibrio entre velocidad y seguridad para llevar a sus Volvo Ocean 65 hasta Itajaí.

“Los más experimentados a bordo insisten en que tengamos cuidado con el barco y el aparejo”, reconoce el proa de AkzoNobel, Brad Farrand. Así que lo estamos tomando con un poco más de calma para asegurarnos de que aguantan. Estamos vigilando el aparejo constantemente, asegurándonos de que no se mueve mucho”.

Dos días después de su parada técnica cerca de Cabo de Hornos para reparar su mayor y el carro de mayor, el Mapfre por fin puede navegar con todas sus velas. El equipo de Xabi Fernández ha tenido que navegar sólo con velas de proa durante las pasadas 48 horas para permitir que “curara” la reparación en su mayor, pero la bajada de la intensidad del viento les ha permitido izarla de nuevo y ya navegan con todo el trapo izado.

“Hemos tenido bastante suerte con el tiempo, ha sido principalmente de popa, pero ahora está bajando la intensidad, así que esperamos poder navegar con la mayor y que se mantenga de una pieza”, explica el capitán del barco, Antonio ‘Ñeti’ Cuervas-Mons.

“Tiene buen aspecto, los chicos han hecho un gran trabajo con la reparación. El carro de mayor está perfecto. Ahora tenemos que ser un poco conservadores para asegurarnos de que no trabaja con demasiada presión”.

También Turn the Tide on Plastic han tenido que cuidar su palo, navegando con superficie vélica reducida desde que descubrieron un problema con una de sus crucetas. 

“Tenemos planes para intentar, o bien hacer que la cruceta regrese a su sitio, o compensar las otras crucetas de ese lado del mástil”, explica la capitán del barco, Liz Wardley. “Viendo el lado positivo, amurados a babor podremos navegar con la mayor izada a tope, y a estribor con plano reducido. Al menos podemos navegar a Brasil y tratar de mantenernos por delante del Mapfre, que está a poco menos de 100 millas por nuestra popa”. Tras estas declaraciones, el equipo ha confirmado que el plan funciona y que ya pueden navegar a máxima potencia de nuevo.

Mientra el Vestas 11th Hour Racing continúa barajando las diferentes opciones logísticas para transportar su barco desde Malvinas hasta Itajaí a tiempo para pinchar un nuevo palo y llegar a tiempo para la salida de la Etapa 8. ¡Estamos deseando saber cuál va a ser su plan!

cabecera

Publicado en
Pn

A menos de 500 millas, el AkzoNobel marca el ritmo hacia Nueva Zelanda

Enfilando ya en el "aproache" al Cabo Reinga en Nueva Zelanda, la flota de la Volvo Ocean Race está en los ultimos compases del último tramo de la sexta etapa, quedando poco margen para las sorpresas y las jugadas maestras en las estrategias.

Pn

 

El parte de posiciones de las 1300 UTC del domingo sitúa como líder al team AkzoNobel, encabezando un grupo de tres barcos ubicados más al sur que domina la etapa desde principios de esta semana.

AkzoNobel, Turn the Tide on Plastic y Scallywag están marcando el paso de la etapa desde hace varias jornadas, ya que fueron los primeros en superar los doldrums y coger el viento nuevo. A pesar de que están navegando una mayor distancia hasta el final, llegando desde el oeste, la velocidad extra que tienen les compensa el aumento de las millas navegadas.

"La imagen actual de Auckland no muestra el sufrimiento que pensábamos que íbamos a afrontar", afirma la patrona del Turn the Tide on Plastic, Dee Caffari.

"Los vientos flojos que pensábamos que íbamos a tener -que podrían haber originado un nuevo inicio para todos- se están apartando del camino. Cruzamos los dedos…".

La gran incógnita de la clasificación en este momento es el Scallywag, quien se metió en modo sigilo a principios de esta mañana. No volverán a los partes de posiciones durante 12 horas (hasta las 0100 UTC de la madrugada del lunes). En el momento en que entraron, tenían una estrecha ventaja de 4 millas sobre los líderes actuales del AkzoNobel.

Si el parte meteorológico es bueno para el grupo líder, no es tan favorable para el trío final. "Van tres o cuatro nudos más rápido que nosotros. No creo que haya nada que podamos hacer para remontar", dijo el patrón del Dongfeng, Charles Caudrelier, que lucha con Brunel y Mapfre en la parte de atrás. Con poco más de 500 millas de etapa para los líderes, el tiempo para las sorpresas está llegando a su fin.

cabecera

Publicado en
Pn

El duelo de gallos entre Mapfre y Dong Feng en la cola, les hacen recuperar 100 millas

En la particular lucha entre el Mapfre y el Dong Feng en la cola de la regata, ambos han recupreado 100 millas respecto a la cabeza de la competición que se está adentrando en los Doldrums. 

Pn

La ruleta en la que se ha convertido la sexta etapa de la Volvo Ocean Race, los Doldrums, está afectando ahora a los líderes de la flota. El Mapfre y el Dongfeng Race Team, que bajan últimos enzarzados en su particular batalla por la general, han recuperado más de 100 millas de distancia en las últimas 24 horas, lo que vuelve a animar la competición.

Willy Altadill describía esta mañana el panorama a bordo del barco español. "Los de adelante se han quedado sin viento y nosotros vamos a 15 ó 20 nudos con estos chubascos, con lo que la distancia que nos han sacado se vuelve a acortar. Se suele decir que el diez por ciento del total de millas que quedan es una distancia segura, pero en estas condiciones de lotería se pueden ganar o perder 100 millas en un día, con lo que no es un drama".

Por delante, el team AkzoNobel y el Scallywag chocaban contra una zona de calmas, aunque los últimos dos partes de posición han sido más amables con los líderes, que han logrado calmar los nervios pero no han podido evitar algunos momentos incómodos a bordo. 

"Es un poco estresante cuando puedes sentir el aliento caliente de los otros barcos en tu cuello", afirmaba Annemieke Bes, del Scallywag. "Pero creo que hemos logrado salir por el otro lado. Es un gran alivio ".

La buena noticia para los barcos de atrás es que todavía hay un largo camino por recorrer. Los navegantes hablan de una zona de calmas y condiciones muy variables que se puede extender durante 400 millas. Si ese escenario llega, habrá muchos más momentos de nervios y muchas más oportunidades para que la clasificación se altere.

"Aún estamos atravesando por muchas nubes", advirtió Martine Grael, del AkzoNobel, cuyo equipo sigue luchando por el liderato con el Scallywag, y ahora también con el Team Brunel. "Todavía podemos tener un escenario donde todos nos atrapen ... Simplemente hay que lidiar con eso. Es parte de la carrera".

La presión psicológica está activada. Sólo el viento dictará sentencia.

cabecera

Publicado en
Pn

El Scallywag, a por todas arriesgando

La arriesgada jugada que le dio la victoria al Scallywag en la Etapa 4 vuelve a producirse. El extrovertido David Witt ha decidido apostar de nuevo por una ruta más directa. ¿Le saldrá otra vez bien la apuesta? Interesante, sin duda, la decisión

Pn

El Scallywag se ha puesto líder de la sexta etapa de la Volvo Ocean Race con una jugada muy arriesgada, siendo formalmente el barco más cercano a la meta. En la Etapa 4, camino hacia su puerto base de Hong Kong, el SHK / Scallywag tomó una decisión radical al salir de una borrasca, atajando millas para ir más directo hacia la línea de meta. Como resultado, adelantaron a toda la flota y lograron una victoria espectacular.

Pues bien; en esta Etapa 6, David Witt acaba de hacer exactamente el mismo movimiento en su bajada hacia Nueva Zelanda y el parte de posiciones de las 1300 UTC les situaba en primera posición de la clasificación, con los seis equipos de la flota navegando en menos de cinco millas entre el primero y el último.

Tanto el equipo de Hong Kong como el team AkzoNobel han regresado a la flota sin problemas pese a que llegaron a perder más de 120 millas tras una arriesgada apuesta por el norte nada más sobrepasar el sur de Taiwán.

"Han tenido suerte jugándose esa carta, por desgracia", ha dicho Dee Caffari, la patrona del Turn the Tide on Plastic, en refrencia al Scallywag. "Cometieron un error, pero van a permanecer en este frente frío durante más tiempo. Van a navegar felizmente a 20 nudos, mientras lidiamos con esta transición. Pero tendrán un peor ángulo a largo plazo".

La transición a la nueva brisa significa que el grupo de cuatro embarcaciones situadas más al este (pero también más al norte) navegan en la actualidad con vientos ligeros e inestables, tratando de obtener ganancias hacia el este para recoger los vientos alisios.

Xabi Fernández advierte de que la flota va a permanecer en un puño por el momento. "Ya veo que va a ser una etapa agotadora, pero ya lo sabíamos antes de empezar. Mañana tendremos que pasar una transición. Creo que nos juntaremos de nuevo todos y vuelta a empezar".

Mapfre, Turn the Tide on Plastic, Dongfeng Race Team y Team Brunel están todos a la vista entre ellos, separados por menos de cuatro millas. "Parece que será una transición bastante rápida, de tres o cuatro días. El viento se irá formando lentamente a medida que nos adentremos en los alisios. Estamos muy contentos porque parece que somos rápidos en esas condiciones", afirma Peter Burling, del Team Brunel.

Pero, por el momento, son Scallywag y AkzoNobel los que llevan la delantera, tratando de construir una ventaja suficiente para liderar a través de los alisios y los Doldrums.

cabecera

Publicado en
Pn

Tras varias alternancias en el liderato, Mapfre a tope hacia Auckland con mucha agua

"Vamos a toda leche, estamos haciendo 25 nudos de media", relataba Xabi Fernández este domingo: el agua invade de nuevo unos barcos que van a toda velocidad.

Pn

Los barcos navegan a toda velocidad con las cubiertas constantemente barridas por violentas olas mientras, tal y como explican los propios regatistas, parecen tener una manguera constantemente enchufada hacia la popa del barco.

Además, después de dar una vuelta considerable para evitar un anticiclón y un incesante cambio de liderazgo en la cabeza de regata en estas ultimas horas, toda la flota arrumban sus proas hacia el sureste, apuntando directamente hacia la meta Nueva Zelanda, que está a más de 4.000 millas náuticas.

Con el paso de un frente, el viento se ha desplazado hacia el norte y presenta unas condiciones de 18 a 25 nudos, con lo que los barcos hacen entre 20 y 25 nudos de velocidad. No es cómodo, pero es rápido. 

"Vamos a toda leche. Estamos haciendo unos 25 nudos de media desde que cogimos el frente", confirmaba hoy domingo Xabi Fernández, patrón del MAPFRE. 

Blair Tuke, por su parte, describe las sensaciones a bordo el barco español. "En las últimas horas, las cosas han empeorado un poco más. Es probablemente la mayor cantidad de agua que he visto en mi vida".

"Esta es una gran manera de ganar algunas millas después de la navegación lenta de ceñida que hemos estado haciendo", coincidía Dee Caffari desde el Turn the Tide on Plastic. "Cae agua por toda la cubierta, todo está mojado por dentro y por fuera, pero nadie se queja ya que todos sabemos que esto no durará mucho y haremos mucha millas mientras estamos en ello. Y el agua está caliente , 19 grados, igual que la temperatura del aire ". 

La flota todavía se divide en dos grupos, con el MAPFRE con una estrecha ventaja sobre Team Brunel y Dongfeng Race Team, y el Turn the Tide on Plastic a solo 13 millas de distancia. 

Los caminos del team AkzoNobel y el Scallywag están comenzando a divergir, con el Scallywag siguiendo una ruta más al sur. La estrategia les funcionó en la Etapa 4; veremos en las próximas horas si vuelve a tener éxito.

cabecera

Publicado en
Pn

Brunel aguanta con Mapfre y Dongfeng a la vista por su popa

Mientras tanto, SHK/Scallywag y AkzNobel han decidido una apuesta radical por el norte que, de momento, les ha retrasado más de 125 millas. La situación en la zona es de viento moderado tras un inicio tenso meteorológicamente hablando.

Pn

Team Brunel con Bouwe Bekking a la caña mantiene el liderato en la tercera jornada de la Etapa 6 de la Volvo Ocean Race, aunque el Mapfre y el Dongfeng Race Team franco-chino están a una milla escasa de la popa del barco holandés. 

Mientras tanto, los primeros números que nos llegan desde el Race Control sugieren que la radical apuesta por el norte que han realizado el equipo AkzoNobel y el Sun Hung Kai / Scallywag no les está dando buen resultado... ¡de momento!

Los dos barcos que ahora cierran la flota viraron al norte inmediatamente después de pasar el extremo sur de Taiwán, y en el parte de posiciones de las 1300 UTC de ayer se encuentran a más de 125 millas náuticas del Team Brunel, que navega en el grupo del sur junto a Mapfre Dongfeng y Turn the Tide on Plastic. 

Aún pronto es para determinar el desenlace de la radical apuesta por el norte, que en teoría ofrecerá beneficios en los próximos días, pero ahora están navegando con 3-5 nudos, mientras que en el sur siguen teniendo entre 15 y 18 nudos. 

"Esto parece estar mal, muy mal", afirma la campeona olímpica brasileña del team AkzoNobel, Martine Grael. "¡Vamos hacia el norte, noroeste, y la meta está al sur-sureste!" 

"Estamos muy decepcionados. Tomamos la decisión de virar, parecía que todo iba bien, Scallywag se fue y el primer parte nos daba bien, el segundo no tanto. Los primeros cuatro se han ido, y ahora solo estamos compitiendo entre nosotros dos", admitía el navegante del team AkzoNobel, Jules Salter.

A bordo de Scallywag mantienen los ánimos y la navegante Libby Greenhalgh dice que el barco de Hong Kong está jugando a largo plazo. "A largo plazo, nos engancharemos al viento del norte y bajaremos la proa por delante de la flota ". 

Mientras tanto, el grupo del sur, formado por Brunel, MAPFRE, Dongfeng Race Team y Turn the Tide on Plastic, todavía navegan a la vista entre ellos, y luchan a muerte por cada centímetro en condiciones brutales de ceñida. 

"Está súper igualado, es muy difícil", afirma Sophie Ciszek desde el MAPFRE. "Tenemos a Dongfeng en la proa, y también acabo de ver al Turn the Tide. Las condiciones no han sido buenas, hemos ido ciñendo todo el rato, algo que siempre es desagradable y muy mojado, y hemos hecho bastantes 'peelings' de J1 a J2, que son las maniobras en las que tenemos más agua en cubierta, así que tenemos algunas compañeros que no se sienten muy bien".

Ciszek no se fía del retraso de los barcos de AkzoNobel y Scallywag. "Están mucho más al norte y han tenido menos presión. Ahpra están perdiendo, pero se recuperarán y todos convergeremos en algún momento más adelante. Nosotros vamos por la opción más segura: la sensación a bordo es permanecer con el resto. No dormimos mucho, no queremos perderlos de vista".

El patrón del Dongfeng, Charles Caudrelier, admite que el barco chino estuvo a punto de unirse a los dos barcos del norte, pero decidió que era demasiado pronto para hacer esa apuesta. "Para ser sincero, cuando AkzoNobel y Scallywag viraron, estábamos pensando en hacerlo también, pero pensamos que era un riesgo demasiado grande. Esta es la etapa más complicada en términos de meteorología, no solo necesitas un buen cerebro, también necesitas un poco de suerte", afirma. 

Páginas

Anuncio

Suscribirse a RSS - VOR