Anuncio fondo

Guillaume Verdier

cabecera

Publicado en

Monocascos y multicascos protagonistas en las futuras Volvo Ocean Race

Monocasco asistido por foils de 60 pies para las etapas oceánicas y un catamarán volador ultra rápido de entre 32 y 50 pies para las costeras es la fórmula elegida por la organización de la Volvo Ocean Race para futuras ediciones.

Pn

La Volvo Ocean Race se decanta por utilizar los dos barcos en su próxima edición: Monocasco y Multicasco. Se acaba la discusión

La regata ha anunciado la próxima generación de monotipos (barcos iguales) que se estrenarán en 2019 y que se han diseñado para competir durante al menos seis años. Esta decisión es la piedra angular sobre la que va a pivotar el escenario de la próxima década, un hecho que va a aumentar significativamente la importancia del evento tanto en el plano deportivo como en su valor comercial.

"Hemos tenido un gran debate sobre multicasco y monocasco, con sólidos argumentos en ambos sentidos. Al final nos hemos decantado por tres cascos, un monocasco y un catamarán, reveló el CEO de la Volvo Ocean Race, Mark Turner, en un acto celebrado en el Museo Volvo de Gotemburgo, sede Volvo Group y Volvo Car Group, copropietarios de la regata.

panorama náutico, volvo ocean race

"Esta nueva fórmula para la Volvo Ocean Race pondrá a prueba por primera vez a los mejores regatistas del mundo al máximo nivel en ambos aspectos del deporte, en lo que sigue siendo nuestro ADN, las etapas oceánicas, con monocascos asistidos por foils, y en las paradas con multicascos voladores que emplean la última tecnología. Estamos usando la mejor herramienta para cada disciplina. Va a llevar a los regatistas y a los equipos en general a alcanzar niveles que nunca antes tenían que realizar para ganar uno de los premios más grandes de la vela".

Ganar la Volvo Ocean Race en el futuro exigirá experiencia tanto en monotipos en las etapas oceánicas como en multicascos para las regatas In-Port, ya que en ambas especialidades se tendrá que navegar prácticamente con la misma tripulación. Actualmente las regatas In-Port cuentan únicamente para desempatar en caso de acabar con los mismos puntos en la meta final. En la edición de 2014-15, ya cambió la posición en la general para dos equipos, confirmando que también era muy importante hacerlo bien aunque fuera sólo por si se llegaba al desempate. En el futuro, las regatas In-Port tendrán algo más de importancia, pero sin que cambie el hecho de que son las etapas oceánicas las que otorgan la mayor cantidad de puntos.

El francés Guillaume Verdier está diseñando el nuevo monocasco, que utilizará lo último en tecnología y es esencialmente un IMOCA 60 ‘turbo’. El barco tendrá una opción incorporada al diseño para que la plataforma sea adaptable, con relativa rapidez y de forma económica, a un barco que cumpla con las normas de la IMOCA, capaz de competir en otros grandes eventos del circuito como la Vendée Globe y la Barcelona World Race.

panorama náutico, barco volvo Ocean Race

Ya se ha inaugurado el proceso para el diseño y la construcción de los catamaranes (32-50 pies, 10-15 metros), que se construirán con una estricta regla de diseño como los monocascos, lo que permite que se aproveche gran parte de la tecnología más reciente para volar, pero a un coste relativamente bajo.

"La Copa América, otro de las grandes cimas de nuestro deporte, siempre estará a la vanguardia absoluta en desarrollo, con increíbles avances tecnológicos que veremos de primera mano en Bermudas la semana que viene y son bastante impresionantes", dijo Turner. “Hemos visto los mismos avances tecnológicos en la clase IMOCA con la introducción de los foils en la última Vendée Globe”.

"Nuestro objetivo en la Volvo Ocean Race es establecer el listón tan alto como podamos dentro de los límites de los presupuestos existentes, y dentro del contexto de los monotipos, donde estamos obligados a limitar el nivel tecnológico en cada ciclo de carrera".

Se va a empezar con la construcción de 8 monocascos y otros tantos multicascos, y se pondrán a disposición de los equipos en régimen de alquiler, eliminando así la barrera de compra de activos que a menudo impide la puesta en marcha de los equipos, y los patrocinadores involucrados en la próxima edición 2017-18 tendrán una opción preferente. El primero de los nuevos barcos estará terminado en enero de 2019, con toda la flota lista a mediados de ese año.

panorama náutico, volvo ocean race

Persico Marine liderará desde Bergamo (Italia) la construcción del nuevo monocasco y el propio equipo de constructores de barcos y expertos del Boatyard completará el equipamiento final en un lugar que será confirmado como parte del proceso de licitación de una ciudad sede. 

Si bien será un monotipo estricto, habrá mucho que aprender sobre estas nuevas máquinas, lo que dará un amplio margen de maniobrabilidad a los equipos a la hora de preparar el barco para competir. Las posibles evoluciones entre ediciones se harán desde el principio en la medida de lo posible.

"Los nuevos barcos se entregarán en régimen de alquiler y, junto con el mayor paquete de beneficios proporcionados por la regata, esperamos que los presupuestos estén a un nivel similar que ahora", explicó Mark Turner, CEO de la regata. 

Los presupuestos de los equipos están en un promedio de 10-12 millones de euros repartidos en dos años, incluyendo los costes de activación.

"La centralización de los servicios permite a los regatistas concentrarse en ganar la regata en el agua, en lugar de duplicar los costes a lo largo de las campañas", continuó Turner. 

"Los equipos y los patrocinadores tendrán que actuar rápidamente porque esperamos que estos emocionantes barcos nuevos se agoten rápidamente. El anuncio de regata (Notice of Race), el acuerdo comercial y de patrocinio, y el alquiler del barco para la siguiente edición serán publicados antes de que esta edición de 2017-18 comience en octubre".

Verdier, que actualmente está finalizando los planes para el próximo barco junto a su equipo de diseñadores, dijo: "Estoy muy emocionado de que se me confíe en la tarea de diseñar la próxima generación de barcos para la Volvo Ocean Race. Los regatistas de la Volvo Ocean Race tienen una reputación de deportistas implacables que aprietan muy duro y el diseño del futuro barco refleja eso precisamente”.

"Por esa razón, es importante mantener un cierto nivel de seguridad en el diseño, que es especialmente importante debido a los lugares por los que pasa la flota, como el Océano Sur”.

"Dada su reputación, sabemos que es poco probable que los regatistas de la Volvo Ocean Race levanten el pie del acelerador, y donde muchos navegantes solitarios solos podrían reducir la velocidad, ellos no lo harán”.

"Teniendo todo esto en mente, es un gran reto diseñar una máquina que sea extraordinaria para navegar, pero también segura al mismo tiempo".

Las tripulaciones tendrán entre 5 y 7 miembros, además del OnBoard Reporter (reportero a bordo), y las reglas seguirán incentivando las tripulaciones mixtas de hombres y mujeres y la presencia de regatistas jóvenes.

Hablando sobre la decisión clave en el diseño del barco, Turner también dijo que a largo plazo, la regata podría incluso ir totalmente a multicascos.

"Después del minucioso y prolongado debate que hemos tenido ahora, ya no hay ningún tipo de barrera conceptual para que la Volvo Ocean Race dé el salto al multicasco oceánico dentro seis años, una decisión que tendremos que tomar dentro de tres o cuatro años a partir de ahora. Esta vez estuvimos muy cerca de tomar ese camino”. 

"En la próxima década, es muy posible que veamos multicascos de la nueva clase Ultime francesa navegando a través de los océanos, la mayoría de las veces volando sobre el agua, lo que supone un reto mucho mayor que hacerlo en aguas costeras.

"Pero en última instancia, sentimos que era demasiado temprano en la curva de desarrollo, especialmente cuando se construye una gran flota de monotipos, para dar el salto ahora. Modificar una flota entera con cada avance tecnológico que se descubre no es realista."

cabecera

Publicado en

La Volvo Ocean Race prepara una revolución

El francés Guillaume Verdier liderará el proyecto del nuevo diseño para la 14ª edición de la Volvo Ocean Race, mientras que Persico Marine liderará la construcción. En pocas semanas sabremos si el nuevo barco será un monocasco o un multicasco.

Pn

Con mucho interés estamos esperando todos a ese 18 de mayo cuando la organización de la Volvo Ocean Race desvelará en Gotemburgo en qué consiste la transformación radical anunciada para la regata.

Mientras los equipos ya inscritos se preparan para la salida del próximo 22 de octubre y los anuncios de nuevos equipos van tomando forma para completar la Volvo Ocean Race 2017-18, los responsables de la regata trabajan en paralelo para diseñar el futuro. La 14ª edición de la regata, la siguiente a la que comienza este año, albergará el estreno de un nuevo barco diseñado por el francés Guillaume Verdier y construido bajo la dirección del astillero italiano Persico, según ha anunciado la organización del evento. 

panorama náutico

Verdier se une así al equipo de diseño de la Volvo Ocean Race y ya está trabajando con la regata en la crucial decisión de si el próximo barco será un monotipo o un multicasco.

Verdier ha sido el diseñador que, discretamente, ha estado involucrado en la mayoría de los mejores diseños en los últimos años, desde los multicascos gigantes como el Maxi Edmond de Rothschild del equipo Gitana, que será botado en julio, pasando por los multicascos voladores del Team New Zealand en la actual Copa América, hasta enormes monocascos como el Comanche o los mejores IMOCA 60 foileadores de la Vendée Globe como el Hugo Boss y el Banque Populaire VIII. 

El debate monocasco/multicasco es solo una de varias importantes decisiones que se tomarán en las próximas semanas y que se anunciarán en un acto el próximo 18 de mayo en Gotemburgo. Esta serie de anuncios va a conformar la transformación más radical de la Volvo Ocean Race desde que nació en 1973 con la denominación de Whitbread Round the World Race.

Concebida en 2011, la actual flota de barcos se construyó para ser competitiva durante dos ediciones”, dijo Mark Turner, CEO de la Volvo Ocean Race. “Necesitamos dar el salto ahora para tener todas las opciones abiertas en cuanto al tipo de barco y al diseño de los futuros barcos”.

Estamos encantados de trabajar con alguien con tanto talento como Guillaume Verdier, que será el complemento perfecto para el amplio equipo de diseño de la Volvo Ocean Race, y las aportaciones que vamos a tener de un amplio grupo de regatistas profesionales y socios industriales”.

Sobre la decisión de que sea Persico quien lidere la construcción de los barcos, en lugar del consorcio de astilleros que se empleó para los Volvo Ocean 65, Nick Bice, Chief Technical Development Officer, dijo: “El consorcio hizo un buen trabajo, pero preferimos contratar en esta ocasión a único astillero que seguro que subcontratará a otros astilleros de todos el mundo para conseguir que la construcción se haga a tiempo y acorde al presupuesto. Persico ha sido un socio muy importante en los últimos años y estamos encantados por trabajar con ellos de nuevo”.

La decisión de mantener el concepto de monotipo llega después de la introducción del Volvo Ocean 65 en la Volvo Ocean Race de 2014-15, que dio como resultado la competición más igualada en la historia de la regata.

En la próxima edición, que empezará el 22 de octubre en Alicante, se usarán los mismos Volvo Ocean 65 que han experimentado una remodelación de un millón de euros por barco en las instalaciones del Boatyard en Lisboa. Estos barcos se diseñaron para ser lo suficientemente rápidos y fiables como para aguantar al menos dos vueltas al mundo al máximo nivel en un estado óptimo.

Los siete barcos que formaban la flota en 2014-15 se verán completados por una nueva unidad completamente igual a las anteriores, que ha sido asignada al Team Akzonobel para la edición de 2017-18.

Cuando quedan aún seis meses para la salida, ya se han anunciado cuatro equipos. Los proyectos restantes se anunciarán en los próximos meses.

La regata apostó por Verdier tras invitar a media docena de los mejores diseñadores del mundo a hacer sus aportaciones, incluyendo a Farr Yatch Design, que fue el estudio que inauguró la era del monotipo diseñando el exitoso Volvo Ocean 65.

La misión de Verdier consistirá en liderar el equipo de diseño de la Volvo Ocean Race para construir una nueva flota con los mismos parámetros de igualdad que se han logrado con los barcos actuales, pero mucho más conectados con las grandes evoluciones que se están viendo en el mundo de la vela hoy en día con la tecnología del foiling. 

Entre todos vamos a aportar un amplio abanico de experiencias de campos como la Copa América, los multicascos oceánicos y los proyectos de IMOCA 60”, explicó Verdier. 

Estamos escribiendo una página en blanco y, sea el que sea el barco que diseñemos, sea monocasco o multicasco, aprenderemos mucho en este proceso trabajando juntos”.

Verdier continuó: “Creo que los regatistas lo único que quieren es divertirse, y ahora les atrae un nuevo modo de navegar. Con los Open 60, por ejemplo, hicimos una apuesta muy radical, pero segura al mismo tiempo, que es un aspecto clave para la Volvo Ocean Race”.

Mercello Persico dijo que su empresa está encantada por poder construir la nueva generación de barcos para la Volvo Ocean Race. 

Hemos trabajado codo con codo con la Volvo Ocean Race en los últimos ocho años y nos sentimos parte de la familia”, dijo. “Creo que Persico Marine va a dar un servicio excelente a la Volvo Ocean Race para embarcarse en la siguiente fase de su historia”.

Anuncio

Suscribirse a RSS - Guillaume Verdier