Anuncio fondo

Club Marítimo de Mahón

cabecera

Publicado en
Pn

La XIV Copa del Rey Repsol Vela Clásica Menorca, del 28 de agosto al 1 de septiembre

Con la publicación del Anuncio de Regata se han oficializado las fechas para la disputa de la regata ineludible de los barcos clásicos, de época y espíritu de tradición: La XIV Copa del Rey Repsol Vela Clásica Menorca.

Pn

El evento probablemente más espectacular que se produce en las aguas de Mahón dará comienzo el martes 28 de agosto con la apertura de la oficina de regatas para el registro definitivo e inspección de los barcos. Al día siguiente se celebrará la conferencia de prensa de presentación, la reunión de patrones y el acto de bienvenida de las tripulaciones. Las regatas se disputarán en Mahón del 30 de agosto al 1 de septiembre. Mahón se viste de gala con un acontecimiento, un año más, de prestigio, deporte y cultura respecto al impresionante patrimonio marítimo que allí se concentrará. 

Nacho Marra, director de la regata y del Club Marítimo de Mahón, ha explicado que la flota quedará dividida en las cuatro clases tradicionales de la Copa del Rey (Época –hasta 1950–, Clásicos –de 1950 a 1976–, Espíritu de Tradición y Big Boats), a las que se añadirá una nueva categoría para embarcaciones aparejadas como goletas y que cumplan con las especificaciones técnicas del Comité Internacional del Mediterráneo (CIM), organismo que regula las regatas de barcos clásicos. “Esta es la novedad de este año, además de la incorporación como patrocinadora de la firma Repsol”, ha indicado Marra.

La XIV Copa del Rey de Barcos de Época está organizada por el Club Marítimo de Mahón y el Real Club Náutico de Barcelona. Es, asimismo, prueba puntuable del Trofeo Mare Nostrum y del Campeonato de España de Clásicos.

Las embarcaciones Hallowe’en (1926), en Big Boats; Linnet (1905), en Época Cangreja; Cippino (1949), en Época Marconi; Ardi (1968), en Clásicos, y Calima (1970), en Espíritu de Tradición, completaron el cuadro de honor de la edición del pasado año, en la que la inscripción superó las unidades.

Marra confía en que la flota de clásicos siga apostando por la Copa del Rey de Mahón: “Ofrecemos uno de los mejores escenarios para este tipo de regatas, una de las más queridas dentro del circuito Mediterráneo y, por fortuna, muy asentada. Esperamos tener una Copa tan espectacular como las anteriores”.

cabecera

Publicado en

Los clásicos se muestran como titanes

Moonbeam IV (1914) y Hallowe’en (1926), de la clase Big Boats, finalizan empatados a puntos la segunda jornada de los clásicos de Mahón, demostrando su poderío como dos titanes del Olimpo. Junto a ellos el Linnet (1905) en Época Cangreja y Cippino (1949) en Época Marconi. Máxima emoción en Clásicos, con el Argos (1964) y el Guía (1967) igualados a puntos. Calima (1970) arrumba su undécimo triunfo en Espíritu de Tradición.
Pn

Moonbeam IV (1914) puso proa este viernes a la que podría ser su tercera victoria en la clase Big Boats de la Copa del Rey Panerai, tras las obtenidas en las ediciones de 2011 y 2015. La embarcación patroneada por Mikael Creach, que perteneció al príncipe Rainiero de Mónaco, se impuso con claridad en la segunda jornada de la regata de barcos de época que estos días acoge el Club Marítimo de Mahón, pero tendrá que pelear hasta el último bordo para superar al Hallowe’en (1926), con el que se encuentra empatado a tres puntos al frente de la clasificación general. La jornada final de mañana promete emociones fuertes.

Los Big Boats (barcos de más de 23 metros de eslora) realizaron un recorrido costero de 22 millas hasta Cala’n Porter, con llegada en el interior de puerto de Mahón. El Moonbeam IV navegó siempre por delante de su rival y en ningún momento llegó a izar la vela escandalosa ni el spinnaker. El viento sopló de NE durante todo el día, con una intensidad que osciló entre 15 y 22 nudos. La tripulación de Creach completó el recorrido en 3 horas, 25 minutos y 55 segundos, lo que se tradujo en una ventaja en tiempo real de algo menos de 17 minutos sobre el Hallowe’en, capitaneado por Iñigo Strez. La diferencia se redujo a 7 minutos y 39 segundos una vez compensados los tiempos. El Nordwind (1939) se colocó tercero en la general tras la retirada hoy del Moonbeam of Fife (1903) por la rotura de un obenque.

El viento nos perjudicó a todos y la regata, tras una muy buena salida nuestra, fue un ‘barco contra barco’ con el Moonbean III. Al final, ellos tuvieron problemas y abandonaron. En la llegada notamos mucha estrechez. Fue un poco peligroso entrar junto a los barcos pequeños. La nuestra es un embarcación de ochenta toneladas. Mañana nos jugaremos la victoria final con el Hallowe’en. Después de hacer un segundo y un primero, estamos bien posicionados”, declaró Mikael Creach nada más llegar a puerto.

Dominio de los Herreshoff

En la clase Época Cangreja, donde compiten los veleros anteriores a 1950 con aparejo trapezoidal, se produjo un vuelco en la clasificación. La retirada del Kelpie (1903), líder al término de la primera jornada, aupó al Linnet (1905), de Patrizio Bertelli, hasta la primera plaza con cuatro puntos, seguido del Spartan (1913), el Olympian (1913) y el Chinook (1916), los tres con siete puntos. Los dos primeros y el cuarto clasificados en esta categoría fueron diseñados y construidos por Nathanael Herreshoff.

panorama náutico, Copa del Rey Panerai

Giulio Giovanella, trimmer del Linnet, aseguró que la regata fue "muy interesante". "Hacía mucho tiempo que no regateábamos con 20 nudos de viento con este barco. Hicimos una buena salida y encontramos la ola formada durante casi todo el recorrido. Es la primera vez que venimos aquí con este barco, aunque los tripulantes sí habíamos estado con otras embarcaciones. El Linnet es un velero increíble. Tiene velocidad, aunque es un poco complicado en el manejo. Los que lo tripulamos estamos más acostumbrados a barcos de época moderna. De hecho, el patrón, Patrizio Bertelli, también lo es del ‘Luna Rossa’ de Copa América. Estamos muy contentos por la victoria de hoy”.

El Cippino (1949), que representa al Yacht Club Argentino, mantuvo el liderato en la clase Época Marconi (barcos botados antes de mediados del siglo XX con aparejo bermudiano). Con dos primeros en otras tantas regatas, y a falta de una sola manga para el final, será difícil que se le escape victoria. Su rival más inmediato, el Comet (1946), está a cuatro puntos, mientras que el tercero “navega” a una distancia prácticamente insalvable de nueve puntos. Para el Cippino, que sólo tiene que marcar a sus rivales para asegurarse el triunfo, sería su primera Copa del Rey Panerai y supondría el broche de oro a una gran temporada, después de alzarse con el Trofeo Puig Vela Clásica de Barcelona y la Regata Illes Balears Clàssics del Club de Mar Mallorca.

panorama náutico, Copa del Rey Panerai

El Argos (1964), que hoy fue cuarto, mantiene la primera posición en Clásicos (veleros botados entre 1950 y 1975), pero no tiene ni mucho menos asegurada la que sería su cuarta victoria en Mahón, tras las de 2012, 2015 y 2016. El Guía (1967), con Jordi Costa a la caña, es segundo empatado a cinco puntos, mientras que el Ardi (1968), ganador de la manga de hoy y tercero en la general, se encuentra a un sólo punto de sus predecesores. El campeonato se decidirá en una última jornada de infarto. El Yanira (1954), que fue el más rápido en completar las 17 millas del recorrido realizado por las clases Época, Clásicos y Espíritu de Tradición desde Mahón a Cap den Font, ha quedado descolgado de la lucha tras su pinchazo de ayer, en que fue noveno.

panorama náutico, Copa del Rey Panerai

En Espíritu de Tradición, clase en la que se agrupan barcos de más de 25 años construidos en fibra o cualquier otro material (RI Clásicos) y Clásicos que han sido sometidos a alguna modificación que les impide competir en dicha categoría, el Calima (1970), que navega en representación del Club Marítimo de Mahón, superó en 17 segundos al Legolas (2003) y en 3 minutos y 20 segundos al Lohengrin (1974), lo que le aupó a la primera posición y le coloca en disposición de conseguir su undécima victoria en la Copa del Rey Panerai.

panorama náutico, Copa del Rey Panerai

“La de hoy ha sido una regata rápida, noble, con mucho viento. Navegamos con rachas de 20 y 25 nudos”, explicó Alejandro Guash, patrón del Calima, que añadió: “Hicimos una muy buena salida y siempre nos mantuvimos en el grupo de cabeza. Creo que la clave de la victoria estuvo en la ceñida de la Isla del Aire. Por fortuna, el problema que tuvimos (una pequeña rotura de la mayor) se produjo cuando estábamos muy cerca de la línea de llegada y no nos influyó... Mañana nos vamos a jugar el título con el Legolas y el Lohengrin. Tenemos que regatear con cabeza”.

cabecera

Publicado en

Hallowe’en comienza fuerte la Panerai clásicos de Menorca

Los Big Boat Hallowe’en y Moonbeam IV protagonizaron este jueves una espectacular llegada en el puerto de Mahón, separados por sólo 15 segundos ofreciendo unas imágenes de inigualable belleza.

Pn

Olympian (1913), Cippino (1949), Argos (1964) y Lohengrin (1974) lideran la regata de barcos de época del Club Marítimo de Mahón y el Real Club Náutico de Barcelona tras la primera jornada celebrada este jueves 31 de agosto.

El cutter bermudiano Hallowe’en (1926) se colocaba al frente de la clase Big Boats (barcos de más de 23 metros) tras la disputa de la primera jornada de la XIV Copa del Rey Panerai de barcos de época, que reúne una flota de 60 embarcaciones históricas de 12 países en el Club Marítimo de Mahón.

La embarcación armada y patroneada por Íñigo Strez, que navega en representación del Royal Irish Yacht Club (RIYC), se impuso tras una emocionante llegada en puerto que pudo contemplarse desde el paseo marítimo de la capital menorquina.

El Hallowe’en, barco que mantuvo el récord de la Fastnet desde el año de su botadura hasta 1939, aventajó en apenas 15 segundos en tiempo real al Moonbeam IV, el William Fife III de 1914 vencedor en las ediciones 2014 y 2015 de la Copa del Rey Panerai. La diferencia se incrementó hasta 01:34 minutos al compensar los tiempos. Aunque el Moonbeam es 11 años más antiguo y monta aparejo de cangreja, su mayor eslora (33 metros frente 25) le obliga a navegar alrededor de 15 segundos más rápido por cada milla recorrida. El Moonbeam III (1903) ocupa el tercer puesto provisional, después de ceder casi ocho minutos respecto a su hermano menor. Ambos fueron concebidos por el mismo diseñador.

panorama náutico, Panerai Clásicos
Moonbeam of Fife y Moonbeam IV

“¡No siempre puedes ganar a los dos Moonbeam!”, declaró un emocionado Inigo Strez al llegar a puerto. “Hemos hecho una buena salida y hemos navegado por delante hasta que la brisa ha caído y la flota nos ha dado alcance. En ese momento hemos tomado una serie de decisiones tácticas que han sido acertadas y hemos conseguido llevarnos la victoria. Nos encanta navegar en Mahón, es una de las mejores regatas del circuito y esperamos volver a menudo. Es la primera vez que hemos hecho una llegada en puerto y es una sensación genial”.

El estreno de la Copa del Rey Panerai tuvo menos viento del esperado. El anuncio de 15 o más nudos no se cumplió y el Gregal (NE), que fue rolando a Tramuntana (N) en el transcurso de la jornada, no superó en ningún momento los 12 nudos de intensidad, llegando a soplar en algunos tramos por debajo de los 6.

La organización optó por montar un recorrido costero de 16,3 millas náuticas, con salida frente a la bocana del puerto natural de Mahón, desmarque, baliza a unas cinco millas al este de Punta Prima, Isla del Aire por estribor y llegada en el interior del puerto de Mahón. Chimo González-Devesa, presidente de la Federación Balear de Vela e integrante del Comité de Regatas, explicó que la prueba se desarrolló sin incidentes. “El viento ha ido refrescando a medida que avanzaba el día y ha rolado de los 80º iniciales a los 30º del final de la jornada”.

En la categoría de barcos anteriores a 1950 y con aparejo bermudiano (Epoca Marconi), el Cippino, del armador Daniel Sieleki, dejó claro que quiere repetir el triunfo obtenido en la Regata Illes Balears Clàssics del Club de Mar Mallorca, disputada hace 10 días. El velero argentino, un diseño de German Frers de 1949, invirtió 3 horas, 18 minutos y 32 segundos, lo que le dio una ventaja de algo menos de tres minutos sobre el Rowdy (1916), armado y patroneado por Brendan McCarty, que, no obstante, obtuvo el mejor registro en tiempo real, con 2 horas y 59 minutos. El yawl Comet (1946) es, de momento, el tercer mejor barco de esta clase con 12 participantes.

panerai clásicos, panorama náutico

Martín Billoch, patrón del Cippino, explico: “Hemos hecho muy buena salida. Luego se ha encalmado y había mucha ola. El Rowdy y nosotros nos hemos separado bastante de la flota, tomando mucha ventaja. Al final, creíamos que habían ganado ellos, pero no ha sido así. Estamos muy contentos”.

Tres de los once barcos de la Copa del Rey Panerai con más de 100 años de vida copan los primeros puestos de la clase Época Marconi, que cuenta con 12 inscritos. El Olympian, un William Gardner de 1913, cuyo casco verde lo diferencia a simple vista del resto de la flota, fue el más rápido en completar la travesía costera (3:04:06) y consiguió superar en apenas 38 segundos al segundo clasificado una vez aplicadas las compensaciones, el italiano Linnet (1905), patroneado por Patrizio Bertelli. El Kelpie (1903) cierra este cuadro de honor de barcos centenarios.

panorama náutico, Panerai Clásicos

El Argos (1964), de la armadora Bárbara Trilling, un diseño Holman, inició con buen pie su participación en la categoría de Clásicos (barcos de 1950 a 1975) y mostró con claridad que su objetivo es repetir el triunfo del año pasado. La competencia en esta categoría es muy dura, dado el gran nivel de la flota, formada por 20 embarcaciones.

Guía (1967), el Sparkman & Stephens de Jordi Costa, ocupa la segunda plaza provisional, seguido de un velero legendario, Il Moro di Venezia (1975), que hoy fue el más veloz de toda la flota de la Copa del Rey Panerai con una marca de 2 horas y 53 minutos.

“Estamos muy contentos con la regata de hoy. La verdad es que se nota que llevamos mucho tiempo navegando y que somos amigos, aunque eso no significa que no nos importe ganar. Nos gusta competir, pero tambien queremos disfrutar”, señaló Bárbara Trilling.

panorama náutico, Panerai Clásicos
Argos

En Espíritu de Tradición, donde concursan embarcaciones construidas en fibra (RI Clásico) o que han sufrido alguna modificación, el Puma 34 Lohengrin (1974), de Paco Bacquelaine y Sergio García, se situó por delante del Calima (1970), de Javier Pujol, el barco que más veces ha ganado la Copa del Rey Panerai (10) y que este año deberá luchar hasta el último bordo para prolongar su leyenda. El Legolas (2003), de Jens Ricke, tercero en discordia, también debe ser tenido en cuenta en esta categoría.
 

cabecera

Publicado en

Cinco jóvenes locales se embarcan en los clásicos de Mahón

Ninguno supera los 17 años, pero todos rebosan juventud, ilusión y ganas de tener experiencias nuevas. Estos cinco jóvenes regatistas menorquines han sido seleccionados para competir a bordo de las embarcaciones históricas de la Panerai.

Pn

El Club Marítimo de Mahón (CMM) estará representado en la XIV Copa del Rey Panerai Vela Clásica Menorca por cinco jóvenes regatistas que han salido de la bolsa de tripulantes del club. Ninguno de ellos supera los 17 años. Manel Barber, que recientemente logró un tercer puesto en el campeonato del Mundo sub-16 de Láser 4.7 disputado en Bélgica, forma parte de la tripulación del Marigan. Bernardo Mur está en el Seraphim; Dimas Valls en el Samarkand y Nacho Florit y Laura Triay forman parte de la tripulación del Kahurangi.

Los cinco califican de “experiencia única” el hecho de regatear y adquirir tablas a bordo de unos barcos que, además de competitivos, son auténticas joyas del patrimonio naval. Todos agradecen al Club Marítimo de Mahón (CMM) la oportunidad que les brinda.

panorama náutico, panerai clásicos

Laura Triay (Mahón, 15-10-2001) alterna sus estudios de bachillerato con la hípica y su gran afición, la vela. En verano, casi diariamente, saca su Snipe y se entrena en la bahía de Fornells. De hecho, antes de llegar al Club Marítimo Mahón,regateó para el Club Náutico de Fornells en la modalidad de windsurf. Ahora, en Mahón, tiene a Jordi Ferrá como entrenador y señala que anteriormente había formado parte de alguna tripulación en regatas de crucero pero jamás lo había hecho en una prueba de tanta élite como es la Panerai. "Considero que es un oportunidad única para adquirir experiencia. El hecho de no conocer al resto de la tripulación del Kahurangi (un Clásico de Pepe de Miguel) y la novedad que supone para mí la comunicación a bordo van a enriquecerme como regatista

Manel Barber (Mahón, 15-04-2002) se clasificó en la tercera posición del Mundial de Láser 4.7 sub-17 disputado el pasado mes de julio en aguas de Bélgica. “Fue algo muy grande para mí, pero no se me sube a la cabeza: sigo siendo un chaval de quince años al que le queda mucho por aprender...” Estos días regatea como miembro de la tripulación del Marigan (Época Cangreja), un barco del de 1898 (el más antigua de la flota) del armador Tim Liesenhoff, adscrito al RCNP. En un par de semanas cambiará su domicilio de Mahón por la residencia Calanova de Palma de Mallorca. “Sí, voy a formar parte de la Escuela Balear de l’Esport (EBE) y ahora mi única fijación es seguir trabajando en Láser. ¿El futuro? No pienso en eso. De muy jovencito comencé a regatear en el Club Náutico Villacarlos, vine al Marítimo de Mah& oacute;n en 2013, y ahora mi destino será Palma y el Láser Radial. Paso a paso...” Barber procede de una família con amplia tradición náutica, tiene una novia regatista y su entrenador es Jordi Ferrá. Apunta alto.

panorama náutico, panerai clásicos

Bernardo Mur nació en Venezuela un 20 de septiembre de 2001 pero cuando apenas tenía dos meses sus padres se trasladaron a vivir a Mahón. Se considera menorquín. Es regatista habitual de Láser Radial y a pesar de su juventud tiene claro que su deseo es convertirse en regatista profesional. "Me apasionan los cruceros y poder formar parte de la tripulación del Seraphim es un verdadero orgullo”. Todo empezó cuando el joven Mur se inscribió en la bolsa de tripulantes y el armador del barco le eligió para la Panerai. Quiero forjarme un currículum y esta es una buena oportunidad para meterme en esta especie de rueda. ¿Qué debe tener un buen regatista? Pues, creo que, además de técnica, mucha psicología, respeto al mar y al barco y una buena actitud”.
Mur, que se inició en el mundo de la vela en el Club Náutico Villacarlos, también probó el Optimist y el Surf. Ahora, por primera vez, está en la Panerai.

Nacho Florit (Mahón, 17-05-2000) es, según sus propias palabras, “el novato número uno”. El menorquín apenas lleva un año compitiendo en Láser 4.7 y se toma “como una aventura” el hecho de ser tripulante del Kahurangui. “A bordo, estoy haciendo funciones de segundo proa. El patrón nos da mucha caña pero estoy encantado”, dice. Se toma la vela como un entretenimiento, aunque, entre risas confiesa que “he renunciado a asistir a la boda de mi tía por estar en la Panerai. Me lo tengo que currar. Yo no soy tan bueno como Manel Barber”. El difunto abuelo de Nacho Florit, Juan Florit Fernández, fue el fundador del Club Marítimo de Mahón. “Sí, aunque he empezado un poco tarde en esto de la vela, lo cierto es que lo he vivido desde muy pequeño. Mi padre también fue regatista”.

Dimas Valls (Mahón, 24-01-2002) regatea en el Club Marítimo de Mahón desde los siete años. La vela y el fútbol (jugó en las categorías menores del Sporting de Mahón hasta hace muy poco) son sus entretenimientos. Hace unos meses se fue a vivir al Reino Unido y allí, cuando puede, sale a navegar por las tranquilas aguas de un lago. Al joven Valls le encanta regatear en Láser 4.7. A bordo del Samarkand (un Clásico del RCN Barcelona, propiedad de la armadora alemana Katrin Mauz) hace maniobras de proa. “Me tomo esto como un hobby pero también me gusta ser competitivo”, señala.

cabecera

Publicado en

Récord absoluto en la XIV copa del Rey Panerai

Un total de 65 barcos de 13 países estarán presentes en la XIV Copa del Rey Panerai de barcos clásicos que se dan cita en Mahón a partir del próximo martes en una de las citas más importantes del Mediterráneo.

Pn

Menorca vivirá este año la mayor edición de la Copa del Rey Panerai jamás vista. El Club Marítimo de Mahón reunirá a 65 embarcaciones de 13 países, conformando la flota más numerosa de la historia de la regata de barcos clásicos y de época. La competición celebrará su décimo cuarta edición del 29 de agosto al 2 de septiembre.

La Copa del Rey Panerai es una cita prácticamente obligada dentro del calendario de barcos clásicos del Mediterráneo. Prueba puntuable del Circuito Mare Nostrum, del Panerai Classic Yachts Challenge y del Campeonato de España de Barcos de Época y Clásicos, la regata organizada conjuntamente por el Club Marítimo de Mahón y el Real Club Náutico de Barcelona reúne cada año a los mejores veleros clásicos y de época del mundo.

Competidores de Estados Unidos y Argentina, ambos países con gran tradición en la conservación del patrimonio naval, han cruzado el Atlántico para estar en Mahón, atraídos por la fama de la regata y la belleza de las aguas y costas menorquinas. A ellos se suma una amplia flota de barcos españoles, británicos, franceses e italianos, entre otros representantes europeos, que no quieren perderse la Copa del Rey Panerai.

Nacho Marra, director de la regata, asegura que la Copa del Rey Panerai de este año está llamada a ser una de las mejores de la historia. “Nunca habíamos tenido tanta demanda de barcos y tan buenos. Está claro que Mahón es una de las pruebas favoritas de los armadores, tanto por la organización y las atenciones que les presta el Club Marítimo como por los campos de regatas que ofrece Menorca”.

Los cinco ganadores de la edición de 2016 han confirmado su presencia con el ánimo de defender su corona en aguas menorquinas. El Spartan, un cutter con aparejo de cangreja de 1912 y diseñado por el americano Nathanel G. Herreshoff, se medirá ante otros cinco Big Boats (embarcaciones clásicas de más de 23 metros de eslora) en su intento por revalidar el título de campeón. Junto a él navegarán en Menorca el Hallowe’en (1926), el Nordwind (1939), el Cambria (1928) y los ‘hermanos’ Moonbeam of Fife (1903) y Moonbeam IV (1914).

En Época Cangreja (veleros con botadura anterior al 31 de diciembre de 1949), el Kelpie (1903) luchará por conseguir su segunda victoria en Menorca en una clase con mueve participantes. Sus principales competidores serán el Marigan (1898), campeón de 2015, y el Chinook (1916), ganador en 2013 y 2014. En Época Marconi (veleros con aparejo bermudiano), el Rowdy (1916), uno de los cuatro superviviente de la clase NY’40, ostenta el título de vencedor de las dos últimas ediciones y se presenta como principal favorito para liderar una flotilla formada por 15 unidades.

La categoría Clásicos (embarcaciones botadas entre el 1 de enero de 1950 y 1975) será la más numerosa de la XIV Copa del Rey Panerai con 25 representantes. El Argos (1964) consiguió el año pasado su tercera victoria, segunda consecutiva y podría alargar su leyenda en esta edición, aunque en el mar encontrará varios rivales de peso. Entre ellos destaca el Yanira (1953), un cutter bermudiano que reinó en Menorca en las ediciones 2003, de 2005 a 2008 y en 2010; un total de seis Copas del Rey que le convierten en un referente entre los barcos clásicos.

El Calima (1970) es el auténtico “rey de copas” de la regata menorquina con diez victorias anotadas en su cuaderno de bitácora. Las únicas ediciones que no ha ganado el barco del Javier Pujol han sido las de 2005, 2012 y 2013. Con todo, el Calima tendrá que demostrar, a base de buenos resultados, que es el principal aspirante al título en Espíritu de Tradición, una clase con diez competidores.

La prueba dará comienzo el próximo martes 29 de agosto con la recepción de los participantes, inscripciones y mediciones de las embarcaciones. El jueves 31 de agosto, a las 12.30 horas, Mahón vivirá la primera prueba de la XIV Copa del Rey Panerai que se disputará hasta el sábado 2 de septiembre, día en que tras la celebración de las últimas pruebas, el Club Marítimo de Mahón coronará a los vencedores de 2017.

 

cabecera

Publicado en

Soporte del CM Mahón a Julia Rita para ir a los JJOO de Río

La regatista menorquina Julia Rita participará junto con su compañero de equipo Iker Martínez en las tres regatas clasificatorias que restan hasta los JJOO de Río con el fin de obtener la plaza, aventura para la que contará con el soporte del Club  Marítimo Mahón.

Pn

Si Julia Rita consigue la plaza para Río 2016 “será un hito para el deporte menorquín”, dice el presidente del Club Marítimo Mahón, Nemesio Suárez, al confirmar el soporte de esta entidad a la regatista formada en el club menorquín.

Julia Rita Román  es la tripulante titular de la embarcación patroneada por el doble medallista olímpico Íker Martínez. La pareja está tratando de obtener plaza para los JJOO de Rio de este verano en la clase Nacra 17, un espectacular catamarán para dos tripulantes (mujer y hombre) que se estrenará en Brasil.

Íker y Julia han pasado varios días entrenando en la Bahía de Palma de cara a sus próximas regatas clasificatorias: el Campeonato del Mundo, del 6 al 14 de febrero de 2016 en Florida (EEUU); el Trofeo S.A.R. Princesa Sofía, del 25 de marzo al 2 de abril de 2016 en Palma de Mallorca; y la ISAF Sailing World Cup, del 25 de abril al 1 de mayo de 2016 en Hyeres (Francia).

El acuerdo de apoyo del Club Marítimo de Mahón a Julia Rita fue rubricado el pasado 31 de diciembre por el presidente de la entidad, Nemesio Suárez, y la propia deportista, hija del regatista olímpico (Barcelona’92) y ex presidente del CMM, Fernando Rita.

Suárez explicó que la posibilidad de que un deportista formado en la cantera del Marítimo de Mahón pueda volver a estar presente en unos JJOO es ya de por sí un “gran honor” para los socios del club y supone “un hito para el deporte menorquín”. El presidente del CMM destacó que Rita navega junto a uno de los regatistas más laureados de la historia de la vela española (tanto en vela ligera como en crucero oceánico) y añadió que, si bien la competencia es dura, tiene “opciones claras” de cumplir su reto.

De acuerdo con el convenio de colaboración, Julia Rita participará en dos charlas en el Club Marítimo de Mahón, una sobre “salud deportiva” y otra acerca de su experiencia olímpica, y llevará a cabo un entrenamiento de exhibición en el puerto mahonés siempre que el calendario de competiciones lo permita. El objetivo de esta última actividad es dar a conocer el mundo de la alta competición a los jóvenes regatistas del club, así como las características técnicas del Nacra 17. A cambio, el CMM contribuirá a sufragar parte de los gastos que conlleva la preparación de la campaña olímpica.

cabecera

Publicado en

Moonbeam IV primer líder de la XII Copa del Rey Panerai

Se abre el telón de la regata de clásicos en Menorca con victoria para el Moonbem IV en el primer asalto de los Big Boats en una jornada inaugural marcada por vientos ligeros del SE que permitieron una única manga.

Pn

La embarcación que perteneció al príncipe Rainiero de Mónaco se adjudicó la prueba inaugural en "Big Boats" tras cinco horas de regata con vientos ligeros del SE. Marigan (Época Cangreja), Rowdy (Época Marconi), Ecounter (Clásicos) y Calima (Espíritu de Tradición) completaron el cuadro de honor provisional de la competición organizada por el Club Marítimo de Mahón y el Real Club Náutico de Barcelona. El favorito Chinook fue descalificado por fuera de línea.

La XII Copa del Rey Panerai de barcos de época ofreció en su primera jornada una única manga con un viento del SE (Xaloc) que se mostró roñoso y esquivo. La salida se demoró hasta las 13.30 horas y el Comité eligió los recorridos 5 y 6 de la Instrucciones de Regatas, los que mejor se adaptaban a las condiciones meteorológicas. Las categorías de Época (barcos botados no más tarde de 1950) y Clásicos (de 1950 a 1975) hicieron una travesía de 15,1 millas náuticas entre la bocana del puerto natural de Mahón y la Isla del Aire, mientras que los veleros de las clases “big boat” (más de 25 metros) y Espíritu de Tradición completaron un recorrido algo mayor, de 23 millas, dejando también la Isla del Aire por babor y teniendo que doblar Punta Prima hasta la altura de localidad de Binibeca. Los primeros barcos cruzaron la línea de llegada, situada frente al Club Marítimo de Mahón, a partir de las 16.30 horas
 

panorama náutico

Big Boats: Nuevo desafío entre los dos Moonbeam

Michael Creach, capitán del “big boat” maltés Moonbeam IV (1914) reconocía ayer que cada encuentro con su hermano menor Moonbeam III (1903), patroneado por Erwan Noblet y que navega con pabellón de Francia, supone un “nuevo desafío”. Ambas embarcaciones, dos de las grandes joyas del patrimonio naval deportivo internacional, pertenecieron en su origen al mismo propietario, Charles Plumtre Jonhson, y desde que fueron recuperados para la competición mantienen una “encarnizada pero sana rivalidad”. Hoy tuvo mejor día el Moonbeam IV, en cuya historia también destaca haber sido el barco del Príncipe Raniero de Mónaco. La tripulación de Creach gestionó mejor las ventolinas del campo de regatas mahonés y obtuvo una ventaja de 13 minutos en tiempo compensado sobre su histórico adversario, que fue tercer. El irlandés Halloween (1926), de Michael C otter, hizo una buena regata y, de hecho, habría ganado si el Moonbeam IV no contara con una bonificación del 2% sobre el tiempo invertido por no contar con velas para vientos portantes. La llegada del ganador en el puerto de Mahón se produjo a las 19.26 horas, tras cinco horas de regata.

panorama náutico
Moonbeam III

Época Cangreja: Marigan hace valer su rating

El alemán Tim Liesenhoff y su joven tripulación del Marigan (1898) hicieron valer su dominio de la maniobra y la buena defensa que hacen de su rating para ponerse al frente de la flota de Época Cangreja, en la que compiten las unidades más antiguas y con más solera de la XII Copa del Rey Panerai. El cutter aúrico del Real Club Náutico de Palma cedió 19 minutos a la goleta Kelpie of Falmouth (1928), que se tradujeron en 6 minutos y 39 segundos de ventaja una vez aplicada la compensación de tiempos. El Ilex (1899), de Germán Ruiz, aprovechó la descalificación por fuera de línea (OCS) del Chinook (1916), ganador absoluto de la Copa del Rey Panerai del año pasado, para saborear temporalmente el tercer escalón del podio. El equipo de Jonathan Greenwood, que también es líder del circuito Panerai Classic Yacht Challenge, partía como gran favorito para revalid ar el título en su categoría, pero no se puede permitir el lujo de cometer ningún fallo más en las dos regatas que restan. En el momento de escribir esta crónica estaba pendiente de resolución una protesta del Chinook.
 

panorama náutico
Marigan

Época Marconi, Rowdy protagonista

El británico Rowdy (1916), de Howard Dyer, protagonizó la regata en la clase Época Marconi, donde mostró un superioridad aplastante sobre sus más directos rivales. Invirtió 2 horas y 49 minutos en recorrer las 16 millas y obtuvo una ventaja de 5 minutos y 39 segundos en tiempo compensado sobre el segundo clasificado, su compatriota Leonore, patroneado por Brad Swain. El español Enterprise, de Albert Kusak, con 13 minutos de desventaja, ocupa la tercera plaza provisional. El Rowdy es uno de los últimos cuatro supervivientes de una flota monotipos construidos entre 1916 y 1926 por un grupo de armadores del New York Yacht Club. Fue el barco más madrugador a la hora de inscribirse en la XII Copa del Rey Panerai y, por lo visto ayer, está decidido a llevarse la victoria en su grupo.

Ecounter se impone en Clásicos

En la categoría de Clásicos, el monegasco Ecounter, un diseño de German Frers de 1975 patroneado por Bart Weduwer, se situó como líder provisional por delante del español Argos (1964), de Pedro Ramos, al que aventajó en algo más de tres minutos tras la corrección de tiempos. El Yanira (1954), de Andres de León, el barco más antiguo de los 19 que compiten en este grupo, fue tercero, a 15 minutos en compensado de la cabeza. El Corsaro II (1960), de la Marina Militar Italiana, comandado por Simone Giusti, y que partía entre los favoritos tras adjudicarse la última edición de la Illes Balears Clàssics celebrada hace dos semanas en el Club de Mar de Palma, quedó fuera de los puestos podio, en cuarta posición, pero a poca distancia del Yanira. Luca Bassani, tripulante del Corsaro, admitió que Ecounter navegó “a un gran nivel” y supo aprove char que las condiciones meteorológicas le fueron favorables. “Estamos contentos con nuestra actuación de hoy y no renunciamos a quedar entre los tres primeros”, aseguró.
 

panorama náutico

Espíritu De Tradición, bien Calima

El Calima (1970), de Javier Pujol, navega viento en popa hacia su décima victoria en la Copa del Rey Panerai, un récord sin precedentes en la historia de las regatas nacionales. Hoy volvió a ser el más rápido de la clase Espíritu de Tradición. Invirtió 23 minutos más que el segundo clasificado, el Savanna (1997), una magnífica réplica inspirada en los legendarios Clase J, para completar las 23,4 millas de su recorrido, pero su rating le dio una ventaja de casi 57 minutos. El Calima es un diseño de Sparkman & Stephens construido en los astilleros Carabela que en 2001 conquistó la Fasnet Race en su clase.

La Copa del Rey Panerai se reanudará mañana, en que todas las clases volverán a realizar una manga costera. La previsión meteorológica anuncia ventolinas del Este.

Declaraciones

Tim Liesenhoff - Armador del Marigan

"Para nostros ha sido un día increíble. Una regata muy muy buena. La clave han sido dos cosas: la primera, tener la potencia justa para pasar esas pequeñas olas en la ceñida; y la segunda, la bajada con el spi tradicional, que nos ha dado una ventaja enorme al poder hacer un rumbo más directo. Es más bonito, y más eficaz que velas más modernas como las que utilizan el Chinook o el Kelpie of Falmouth. Es increíble poder estar al frente de la clase. Navegamos con velas viejas, de casi 10 años y la competencia lo lleva todo nuevo y con tripulantes profesionales. Casi no puedo creérmelo".

Bart Weduwer - Patrón del Ecounter

"Hoy ha sido un día fantástico, pero hemos tenido poco de viento. Las brisas suaves son buenas para nuestro barcos, aunque preferiríamos que hubiera algo más de viento para que todo fuera más excitante. Somos una tripulación totalmente holandesa. Nos ha encantado venir aquí, es un lugar increíble. Estamos muy motivados. Tenemos un barco magnífico, muy bonito y muy rápido. Estamos muy contentos con su comportamiento y siempre procuramos ir lo más rápido que podemos".

Bernard McCarty - Patrón del Rowdy

"Ha sido un buen día, con el viento cambiante, pero divertido. Incluso hemos tenido una buena popa y ceñida, así que estamos contentos con la regata.Durante los últimos 100 años ha habido gente que ha ido optimizando el barco, así que ahora la única forma de mejorarlo es con la tripulación. Estamos aprendiendo a manejarlo y cada vez lo hacemos mejor".

cabecera

Publicado en

Fidelidad de los armadores a la XII Copa del Rey Panerai

La organización de la XII Copa del Rey Panerai agradecía este miércoles en la jornada inaugural la "fidelidad" de los armadores y tripulaciones que han hecho posible que la regata del Club Marítimo de Mahón y del Real Club Náutico de Barcelona se consolide como una de las más importantes del mundo para embarcaciones clásicas y de época.

Pn

Durante años los distintos armadores que acuden a la Copa del Rey Panerai han construido una marca de prestigio y calidad internacional en la regata de Menorca. Su pasión por el patrimonio marítimo y el innato espíritu competitivo han servido para crear un exquisito ambiente de sana camaradería marinera que año tras año se expresa en la bahía de Mahón. Desde la organización de la regata se agradece su fidelidad a la regata, pero también su trabajo y constancia por conservar todas estas embarcaciones que actualmente engalanan los muelles del Club Marítimo.

panorama náutico

El acto de presentación de la  XII Copa del Rey Panerai contó con la presencia, entre otros, de la alcaldesa de Mahón, Conxa Juanola; la consellera de Deportes de Menorca, Susana Mora; el director insular de la Administración General del Estado, Javier López-Cerón; el presidente del Club Marítimo de Mahón, Nemesio Suárez, y Mario Giménez, director de Panerai para España y Portugal, quien destacó el componente pasional que mueve a esta firma a la hora de manufacturar sus productos y dar soporte a acontecimientos como la Copa del Rey Panerai de Mahón.

La alcaldesa de Mahón destacó, por su parte, que la XII Copa de Rey Panerai contribuye al prestigio del puerto, y supone "una oportunidad" para la ciudad. "El deporte es parte de la vida de los mahoneses como la cultura y las actividades sociales. El mar es nuestro compañero", añadió.

Momentos antes de la celebración del acto de bienvenida tuvo lugar la reunión de patrones, en la que la oficial de la regata, Ariane Mainemare, informó de los nuevos recorridos y respondió a las dudas de las tripulaciones.
 

Páginas

Anuncio

Suscribirse a RSS - Club Marítimo de Mahón