Anuncio fondo

Alex Thomson

cabecera

Publicado en

Alex Thomson, subcampeón de la Vendée Globe

El británico Alex Thomson ha sido el segundo patrón en terminar la Vendée Globe 2016-17, la vuelta al mundo a vela en solitario sin escalas ni asistencia, después de 74 días 19 horas 35 minutos y 15 segundos circunnavegando el planeta.

Pn
 

Thomson (42) ha cruzado la línea de llegada en Les Sables d'Olonne (Francia) a las 8:37 hora española de hoy viernes a bordo del IMOCA 60 Hugo Boss.

El subcampeón de la Vendée Globe ha terminado 15 horas 59 minutos y 29 segundos después del vencedor Armel Le Clèac'h, que cruzaba la línea de llegada ayer jueves a las 16:37 hora española con un tiempo de 74 días, 3 horas y 35 minutos, estableciendo un nuevo récord en la historia de la regata.

El patrón del Hugo Boss ha completado finalmente un total de 27.636 millas a una velocidad media de 15,39 nudos de una regata que comenzaba el pasado 6 de noviembre.

Le Cleac'h, de 39 años, se convertía ayer jueves a las 16:37 horas en el vencedor de la octava edición de la Vendée Globe, con un tiempo de 74 días 03 horas 35 minutos y 46 segundos mejorando el anterior récord en 3 días 22 horas y 41 minutos. Aunque Thomson tuvo que conformarse con el segundo puesto, su marca también mejora el récord anterior, establecido por el francés François Gabart en la edición 2012-13 en 78 días 2 horas y 16 minutos.

panorama náutico

De cuatro intentos, es la segunda vez que Thomson sube al podio de la Vendée Globe. Fue tercero en la edición 2012-13 después de verse obligado a retirarse en las ediciones 2004-05 y 2008-09. Estos resultados lo convierten en el navegante no francés más exitoso en la historia de la regata.

En la edición de 2001, la británica Ellen MacArthur terminó en segundo lugar con un tiempo de 94 días 4 horas y 25 minutos. 16 años más tarde, Thomson ha sido casi 20 días más rápido, una hazaña aún más impresionante dado que uno de los foils -que proporcionan sustentación y por lo tanto velocidad- del Hugo Boss se rompió dos semanas después de la salida.

Thomson llegó al puerto de la Vendée Globe recibiendo el aplauso de miles de aficionados que soportaron estoicamente las gélidas temperaturas para darle la bienvenida. Los primeros en felicitar a Thomson por su increíble logro fueron su esposa Kate y sus hijos Óscar -de 6 años- y Georgia -de dos años-, que disfrutaron de un emotivo encuentro a bordo del Hugo Boss antes de entrar en el pantalán.

Justo después de cruzar la línea de llegada, el navegante británico declaraba: "Es una sensación increíble estar aquí, nunca sabes con certeza qué va a suceder hasta que cruzas la meta. Hemos estado lejos mucho, mucho tiempo y es fantástico estar aquí finalmente. Esperaba y rezaba para poder atrapar a Armel pero a unas 24-36 horas de la llegada ya supe que se había acabado. He pasado toda la regata preguntándome qué podría haber ocurrido si el foil no se hubiera roto, pero lo hizo, y ahora ya ha terminado. Felicidades a Armel, ¡qué regata tan grande ha hecho! y merecía ganar. Estoy muy contento con el segundo puesto. Ahora estoy deseando dormir un poco, ver a mi familia y recuperar mi vida".

Thomson y Le Cleac'h partían como favoritos antes de iniciar la regata el pasado 6 de noviembre y mantuvieron un intenso duelo, pasando buena parte de las aproximadamente 25.000 millas de recorrido luchando codo con codo.

Ambos patrones encabezaron la clasificación en diversas fases de los días iniciales pero la batalla entre ambos comenzó cuando Thomson se catapultó saltando de la octava a la primera posición, al atajar pasando entre las islas de Cabo Verde.

Thomson lideró la flota en el Ecuador pero el 19 de noviembre golpeó un objeto sumergido que arrancó el foil de estribor. A pesar de ello fue primero en Cabo de Buena Esperanza, entrando en el océano Índico, donde luego fue adelantado por Le Cleac'h el 3 de diciembre.

Desplegando dosis de pura habilidad y talento, Thomson doblaba Cabo de Hornos con una desventaja de 800 millas, que con la ayuda de los buenos espíritus meteorológicos redujo a 50 millas cuando cruzaron el Ecuador navegando hacia el Norte.

Además, el 16 de enero Thomson establecía un nuevo récord: la mayor distancia navegada en 24 horas, recorriendo 536,81 millas a una velocidad media de 22,4 nudos, mejorando en dos millas el récord de François Gabart vigente hasta ese momento.

Los corazones empezaron a latir con fuerza cuando Thomson se acercó a sólo 30 millas de Le Cleac'h a falta de unos cientos de millas para alcanzar la línea de llegada. Pero justo cuando parecía que iba a incomodar al líder, su rival francés aceleró para lograr una ventaja insalvable.

Thomson promedió unos increíbles 15,39 nudos de velocidad sobre las 27.636 millas reales que navegó, en ocasiones registrando velocidades de más de 30 nudos.

Exactamente un año antes de que la Vendée Globe comenzara, el recién estrenado IMOCA 60 Hugo Boss rompió el mástil a 80 millas de la costa de España después de ser aplastado por una ola gigantesca en el Atlántico. Thomson estaba compitiendo en ese momento con el español Guillermo Altadill en la Transat Jacques Vabre en doble y tuvieron que ser evacuados en helicóptero por los Servicios de Salvamento Marítimo.

El Hugo Boss resultó gravemente dañado pero fue recuperado y remolcado a España. Sorprendentemente, su equipo de tierra ganó la contra reloj para conseguir estar en la salida de la Vendée Globe 2016-17. ¡Bravo Alex!

panorama náutico

"Los últimos tres días han sido muy, muy largos, especialmente cuando me di cuenta de que no iba a pasar a Armel. A partir de ahí se me hizo eterno. No hay mejor lugar para terminar la vuelta al mundo que aquí en Les Sables d'Olonne: el ambiente es fantástico y la bienvenida del público es insuperable. Mi mayor lucha ha sido que me he sentido frustrado porque mi barco no pudo ir tan rápido como podría haberlo hecho, pero he lidiado con esa frustración y en realidad no quiero hablar más de ello. He sido positivo y para mí terminar en segundo lugar es mejor que terminar tercero como la última vez. Y me deja margen para mejorar si puedo intentarlo de nuevo la próxima vez. Pero eso tendré que preguntárselo a mi mujer”.

"En este momento no me siento cansado, aunque sólo haya dormido cinco horas en los últimos tres días, y en las últimas 24 horas no he dormido absolutamente nada. Estoy vacío y con ganas de dormir un poco. Siempre había una posibilidad de adelantar a Armel pero aunque a veces estaba a sólo 40 millas, siempre era muy difícil poder pasarle. Es la Vendée Globe: cualquier cosa puede suceder, pero sabía que tendría que suceder algo extraordinario para derrotar a Armel".

“El foil de estribor lo he perdido completamente. La regata habría sido muy diferente si no se hubiera roto y lo he lidiado mentalmente durante los últimos dos meses. La diferencia de velocidad era una cosa, pero el comportamiento del barco era otra completamente diferente. Cada vez que navegaba amurado a estribor era odioso, horrible. Lo mejor de la regata fue batir el récord de 24 horas. También hubo mucho sufrimiento a lo largo de la regata, pero es increíble lo rápido que lo olvidas después de la llegada y, muy pronto, te levantas para hacerlo de nuevo…".
 

Se estima que el tercer clasificado, Jeremie Beyou, cruce la línea de llegada el próximo lunes, día 23, por la mañana.

 

cabecera

Publicado en

Thomson a 35 millas de Le Cléac'h

Alex Thomson se encuentra a solo 35 millas del líder de la Vendée Globe, Armel Le Cléac'h, pero hoy ha admitido que sus posibilidades de superarle son escasas. Hoy la pareja entraba en las últimas 300 millas del a Vuelta al Mundo, y parece que al británico le faltaría distancia para alcanzar al francés. Mañana lo sabremos todo.

Pn

Alex Thomson (Hugo Boss) ha estado durante varios días luchando para arreglar una avería que le ha impedido que el piloto automático del barco funcione correctamente. A pesar de haberle comido millas a Le Cléac'h, dijo que no había dormido durante los últimos dos días y que ahora estaba peligrosamente cansado. En videoconferencia Thomson decía que piensa que los anemómetros del Hugo Boss no funcionarán de nuevo antes de la llegada inminente a Les Sables d'Olonne (Francia). "No creo que pueda atrapar a Armel. El 'routing' es muy claro. Iremos casi a las Islas Scilly, esperaremos un role de viento a la izquierda y cuando llegue ya no habrá opciones reales para mí, creo que se han agotado. Tal vez pueda recortarle algunas millas pero será difícil. Hasta que no recupere el piloto automático, con el ángulo de viento, va a ser muy difícil con las condiciones que tengo. No puedo imaginarme más días como los dos últimos. No estoy nervioso por la llegada, estoy tenso intentando hacer que los pilotos automáticos trabajen bien. Tengo un anemómetro en la mano y estoy tratando de empalmar cables. No me importa la llegada, ahora mismo sólo quiero dormir".

Le Cléac'h, subcampeón de las dos últimas ediciones de la Vendée Globe, es ahora el favorito para lograr su primera victoria en la regata pero no daba nada por sentado mientras se preparaba para virar y dirigirse por la costa oeste francesa a Les Sables. El lema de la competición “Para ganar, primero hay que terminar” estará sonando en su cabeza mientras se dispone a navegar su última noche tras 74 días en el mar. "Por el momento estoy aguantando a Alex pero las últimas 24 horas van a ser complicadas. Deberé tener cuidado ya que hay muchos peligros. Desde ayer vemos barcos de pescadores y cargueros. Pasaré la punta de Bretaña esta noche y luego iré por la costa sur de Bretaña. Tengo que mantenerme cauto para no cometer una estupidez”.

Le Cléac'h podría cruzar la línea de meta mañana jueves entre las 14:00 y las 19:00 hora española, salvo cualquier percance, y Thomson unas cuatro horas más tarde.

Un podio soñado
El tercer clasificado, Jérémie Beyou, explicaba que su ‘routing' dice que debería llegar a Les Sables el domingo por la noche, tres días después de los líderes. "En los últimos días he ido más rápido de lo esperado", señalaba el patrón francés, cuyo puesto en el podio parece asegurado por el momento, ya que Jean-Pierre Dick (4º) está a más de 1.000 millas. “Evito pensar en la llegada porque todavía me falta negociar el golfo de Vizcaya, donde se espera poco viento”. Louis Burton ha sido el séptimo patrón que en entrar de nuevo en el hemisferio Norte mientras continúa el duelo a tres por la cuarta plaza entre Jean-Pierre Dick, Yann Eliès y Jean Le Cam, que se ha reagrupado y cuyo desenlace promete un final no apto para cardíacos.

Los cuatro del Pacífico, liderados por el español Didac Costa
Mientras me estrujo el cerebro para terminar el Pacífico, Armel y Alex están a punto de cruzar la meta. En mi opinión, ambos son los ganadores, los dos han hecho una regata extraordinaria”, escribía el español Didac Costa a la Dirección de Regata. Didac será el próximo competidor en doblar Cabo de Hornos, que lo hará por segunda vez en su joven carrera oceánica. Tras Costa, a menos de 100 millas por su popa, navega Romain Attanasio, con quien sigue manteniendo un toma y daca para defender la decimoquinta posición de la Vendée Globe. Mientras los líderes están a punto de completar la vuelta al mundo, para el holandés Pieter Heerema y el francés Sébastien Destremeau el camino todavía es largo. Hay quien está en medio la nada y otros que están a punto de volver a tocar tierra después de más de dos meses en el océano y recibir por fin calor humano.

 

vendee 72 Cohete Thomson a la caza de Armel

En la jornada 72 de la Vendée Globe hemos asistido al logro de un nuevo récord, el de Alex Thomson en el Hugo Boss que ha recorrido en 24 horas, en un monocasco en solitario, un total de 536,81 millas a la increíble velocidad media de 22,4 nudos. Además, Amedeo y Boissieres han doblado Cabo de Hornos mientras en el Pacífico sur se registra un frío glacial en la zona de exclusión.

cabecera

Publicado en

Cohete Thomson a la caza de Armel

En la jornada 72 de la Vendée Globe hemos asistido al logro de un nuevo récord, el de Alex Thomson en el Hugo Boss que ha recorrido en 24 horas, en un monocasco en solitario, un total de 536,81 millas a la increíble velocidad media de 22,4 nudos. Además, Amedeo y Boissieres han doblado Cabo de Hornos mientras en el Pacífico sur se registra un frío glacial en la zona de exclusión.

Pn

Un nuevo récord de 24 horas…¡ha costado.! Debería haberlo batido hace dos meses. De hecho lo superé, pero no por una milla, como tiene que ser. Sí, estoy muy feliz. Pero en realidad lo importante ahora es acercarse lo máximo posible a Armel. Me resulta difícil en este momento porque no he logrado reducir la desventaja tanto como me hubiera gustado. Necesitaba estar más cerca al salir de la zona de vientos flojos. Sigo peleándome con el sistema del timón. Tiene holgura, de modo que cuando navego a altas velocidades el barco se vuelve un poco difícil de controlar”, declaraba el británico.

Con este récord, Thomson se motiva más si cabe para engancharse al espejo de popa de Armel Le Cléac'h, que solo está a 74,6 millas y ponerle un poco más de presión. Sonriente en un último vídeo enviado a la organización, el británico, que navega en el Hugo Boss privado del foil de estribor, lo está dando todo con vientos del Sureste de 20 nudos, porque lo único que es seguro acerca de la recta final es que navegarán amurados a babor, y por lo tanto no podrá ‘foilear'. Estará atento para aprovechar todas las oportunidades posibles.

panorama náutico, Alex Thomson

La última fecha estimada de llegada a Les Sables d'Olonne es el jueves, día 19, entre las 8:00 y 14:00 hora española. Mientras tanto, mañana verán como sus velocidades se reducen al acercarse a una alta presión (zona de poco viento). Luego habrá un cambio de amura vital lejos y finalmente las últimas millas inciertas a lo largo de la costa de Bretaña... Y lo cierto es que puede pasar cualquier cosa… Hagan sus apuestas: ¿quién va a ganar esta octava Vendée Globe?

Cuatro Mosqueteros' en Hornos
Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut) doblaba Cabo de Hornos a las 02:40 horas de la mañana, seguido cuatro horas después por Arnaud Boissières (La Mie Câline). Un momento memorable para los dos navegantes, incluso para Boissières, que cumplía su tercer paso por Hornos. Su travesía por el Pacífico Sur ha sido lenta y laboriosa. Dos de sus compañeros, Alan Roura (La Fabrique) y Rich Wilson (Great American IV), pasarán este mítico cabo pronto: esta noche el más joven de la regata (Alan Roura) y mañana por la mañana el más veterano de la flota (Rich Wilson).

panorama náutico, Amedeo

Periodo Glaciar
En el Pacífico Sur navegan abrigados. "Hace un frío que pela" decía esta mañana Romain Attanasio (Famille Mary - Etamine du Lys) mientras persigue al español Didac Costa (One Planet One Ocean). Impulsados por un viento del Suroeste de la Antártida, los dos IMOCA de antigua generación navegan lo largo de la zona de exclusión de hielo a una velocidad de 14-15 nudos.

Finalmente el holandés Pieter Heerema levanta cabeza tras los problemas técnicos que ha sufrido hasta la fecha: "Tras mis problemas técnicos estoy haciendo todo lo que puedo y funciona. Soy el doble de rápido que antes. Ahora estoy haciendo lo que me gustaría y estamos completando una buena travesía por el Pacífico". Podemos decir que el navegante de 65 años no ha flaqueado lo más mínimo. Ésta es probablemente la característica de estos hombres y mujeres que cada cuatro años se aventuran en esta increíble vuelta al mundo en solitario, sin escalas ni asistencia...

El Village de Les Sables d'Olonne, que abrió sus puertas el pasado sábado, ya vibra. La zona de transmisiones en directo está siempre llena y los comentarios no cesan: "¡Increíble Alex Thomson!", "Armel debe sentir una presión brutal", "siempre que no haya averías, habrá partido hasta el final"... Cada uno tiene su propia opinión, imposible predecir un ganador, así que empieza la especulación. Gran ambiente... pero recordemos: hace cuatro años Armel Le Cléac'h perseguía a François Gabart y se acercó a 88 millas de su estela por el mar Cantábrico tres días antes de la llegada. Hoy, el papel del francés ha cambiado. Lo único que se puede decir es que lleva las riendas de la flota desde hace 44 días.
 

cabecera

Publicado en

Tensión a 5 días de la línea de meta

La tensión entre los dos líderes de la Vendée Globe sube conforme la distancia de Armel Le Cléac'h con respecto a Alex Thomson se acorta. A 5 días de la meta la batalla franco británica aún está sin decidir.

Pn

En el día 70 de competición de la Vendée Globe la ventaja del líder Armel Le Cléac'h se ha reducido a 105,7 millas mientras él y Thomson pasaban al Oeste de las Islas Canarias en dirección a la costa Oeste de Francia, donde se encuentra la localidad de Les Sables d'Olonne.

Menos de 1.600 millas separan a Le Clèch'h de la gloria de la Vendée Globe, algo que el patrón bretón de 39 años ha estado buscando incansablemente en los últimos 12 años. Le Cléac'h, subcampeón de la vuelta al mundo en solitario en las últimas dos ediciones y uno de los favoritos a la victoria en ésta, lidera la regata desde el pasado día 2 de diciembre, aunque no ha sido un camino de rosas.

Determinado en ser el primer patrón británico en ganar la regata en sus 27 años de historia, Alex Thomson ha sido una constante amenaza para Le Cléac'h.

A unos cinco días de que la regata llegue a su fin, nadie podría haber imaginado un escenario más emocionante: Hugo Boss sigue acercándose al Banque Populaire VIII, aunque el francés no parece sorprendido. “Está siendo una regata complicada para mí y ha sido difícil de lidiar con la meteorología pero en resumidas cuentas, al final simplemente tienes que hacer todo lo que puedas con las condiciones que tienes. Va a estar complicado hasta Les Sables. Va a estar muy apretado entre Alex y yo. Tenemos una lucha entre manos así que será importante estar al pie del cañón, hacer un esfuerzo extra y empujar todo lo que podamos”.

Tras un caro cruce de los Doldrums y un ascenso hacia el Norte ralentizado por una depresión que ahogó los Alisios del Noreste, el obstáculo final para el dúo de cabeza viene en forma de anticiclón, el cual deben cruzar para alcanzar Les Sables. Después de 48 horas de navegación rápida se encontrarán con un sistema de altas presiones que durará varios días.

“Tengo que apretar los dientes y concentrarme en la llegada”, afirmaba hoy Le Cleac'h en una conexión en directo con la organización. “Estoy un poco nervioso. Tengo cinco días muy complicados por delante. Me hubiese gustado que fuesen en un contexto un poco más relajado. Simplemente tengo que concentrarme en la meteorología y hacer mi camino hacia el objetivo final paso a paso, y asegurarme que estoy al frente. Sigo marcando a Alex, aunque últimamente ha sido bastante complicado. El viento va a relajarse mañana, llegando a un punto en el que tendré que estudiar bien la ‘meteo' y trazar la táctica correcta. El barco está en buena forma pero no tengo ni idea de si tengo ventaja sobre Alex en lo que se refiere a mi experiencia en navegación, digamos, mano a mano. El tiempo lo dirá”.

El podio sigue abierto
Le Cléac'h no es el único navegante con claras intenciones en la recta final de la octava Vendée Globe. El patrón del St Michel-Virbac, Jean-Pierre Dick, decía hoy en una conexión con el centro de operaciones de la regata, que se ha establecido de nuevo en Les Sables, que a pesar de estar contento de consolidarse en la cuarta plaza de la flota, no pierde de vista la tercera plaza, en manos del Maître CoQ de Jérémie Beyou. En el parte de posiciones de las 18:00 horas de hoy sábado Beyou está 511 millas por delante pero Dick ha dicho que no ha perdido la esperanza de arrebatar el puesto de su compatriota antes de la llegada.

“El podio no está decidido”, declaraba el francés que compite en su tercera Vendée Globe. “Puede pasar cualquier cosa. En mi mente sigo al ataque y contento de traer mi barco de vuelta sin problemas ya que no es el mismo que cuando salimos. Debo centrarme en mantener mi cuarto puesto, incluso a pesar de no cejar en mi empeño de pasar a Jérémie. 300 millas pueden ganarse o perderse en uno o dos días”.

El periodista deportivo que se convirtió en navegante solitario, Fabrice Amedeo, estaba esta tarde a menos de 400 millas de Cabo de Hornos en la undécima plaza, seguido de cerca por Arnaud Boissières, unos 30 millas al Suroeste. Se espera que ambos, además del suizo Alan Roura y el estadounidense Rich Wilson, doblen el punto más meridional de Sudamérica con viento fuerte de Noroeste mañana domingo al final del día.

Didac Costa, competición y estudio
El patrón del One Planet One Ocean, el cuarto patrón español de la historia en participar en la Vendée Globe y el único en esta octava edición de la vuelta al mundo en solitario sin escalas, continúa realizando un magnífico papel a pesar de haber salido cuatro días después que el resto de la flota.

En la 15ª posición -por delante de Romain Attanasio, Pieter Heerema y Sébastien Destremau- Didac Costa se encuentra a unas 1.800 millas de Cabo de Hornos marcando una velocidad media de 13,1 nudos en las últimas 24 horas. Las condiciones se han encrudecido y tiene que estar muy atento a cada pequeño detalle, sobre todo teniendo en cuenta que se encuentra en la zona más remota del planeta.

Además de continuar con su hazaña de dar la vuelta al mundo en solitario sin parar, el patrón de 36 años colabora con cuatro proyectos científicos diferentes aunados bajo el paraguas de la UNESCO. Así, en un video enviado hoy desde a bordo veíamos cómo Didac Costa se preparaba para lanzar dos balizas Argo que servirán para registrar la actividad de las corrientes y los vientos de esta zona tan remota del planeta; unos datos que estudiarán las 350 escuelas que forman parte de este proyecto liderado por el Centro Nacional de Estudios Espaciales francés

Le Cléac'h y Thomson luchan para salir de la zona de calmas

El Banque Populaire VIII y el Hugo Boss se “arrastran” a dos nudos, a veces a cuatro, sin poder evitarlo... Por si alcanzan los vientos del noreste mañana, los dos líderes de la Vendée Globe trabajarán duro para situarse lo mejor posible ante las transiciones de viento, por una borrasca entre Madeira y las Islas Canarias que genera la remontada del Atlántico Norte. Hay que mantener la calma.

cabecera

Publicado en

La batalla sigue en el hemisferio Norte

Armel Le Cléac'h cruzaba hoy sábado el Ecuador a la 01:23 iniciando su ascenso a través del Atlántico Norte hacia la meta de la regata Vendée Globe; Alex Thomson, por su parte, a solo 118 millas, está al acecho del líder buscando la menor oportunidad de atacarle.

Pn

El tándem Le Cléac'h-Thomson, que ha estado enzarzado en un duelo durante la mayor parte de los 63 días que van de regata, sigue a ritmo de récord, por debajo de cuatro días respecto al tiempo establecido por François Gabart, el vencedor de la anterior edición 2012-2013. Pero los dos líderes actuales no tienen tiempo para alegrías ni celebraciones estando inmersos en las calmas ecuatoriales, famosas por atrapar en sus tentáculos a los navegantes. Aunque el liderato de Le Cléac'h es relativamente cómodo, no significa que éste no sufra la presión, aumentada si cabe al tener que abrirse camino a través de la temible zona sin apenas viento. Por otro lado, Thomson tiene la ventaja de poder evaluar la ruta de su rival y ajustar la suya con las referencias del líder para evitar las trampas. Si Le Cléac'h tropieza y se detiene, aunque sea por un momento, podría dar la oportunidad a Thomson de amenazar la ventaja de su rival.

En videoconferencia esta mañana y con menos de 3.000 millas a la línea de llegada, Thomson decía no estar preparado para dejar escapar a Le Cléac'h. "¿Si hay alguna posibilidad de atraparlo? Tal vez. Sólo tendremos que esperar y ver qué pasa. El tiempo no está del todo claro y cuando las cosas están cambiando constantemente entonces surgen oportunidades. He estado trabajando duro tratando de encontrar esas oportunidades. Me siento agotado pese a estar acostumbrado al cansancio, que se vuelve algo normal. Las calmas ecuatoriales sólo son otra parte de ello. Todavía estoy muy motivado y luchando por la victoria. Sería estupendo estar peleando por el primer puesto hasta la meta y haré todo lo posible para que así sea".

Jean-Pierre Dick ha subido hoy a la cuarta posición, superando a Yann Eliès y Jean Le Cam gracias al viento un poco más fuerte en el borde oeste del anticiclón de Santa Helena. Mientras tanto, Louis Burton (Bureau Vallée) todavía estaba luchando contra una borrasca argentina de 35 nudos, pero sus 16 nudos de velocidad de barco lo convirtieron en el navegante más rápido del día.

Después de arreglar un timón roto de La Fabrique, el suizo Alan Roura ha dicho que estaba concentrado en superar el 12º puesto de Fabrice Amedeo antes de llegar a Cabo de Hornos, a unas 2.000 millas de distancia. "Estaba muy cansado por todas las cosas que tenía que arreglar pero ahora estoy muy feliz. Estoy a 2.000 millas de Hornos, he vuelto al modo competición y me siento más fuerte que nunca", señalaba Roura, que con 23 años es el más joven de la flota. "Quiero llegar ahí en menos de ocho días. El plan es atrapar a los otros, quiero estar por delante de Fabrice [Amedeo] en Cabo de Hornos. La pelea sigue en marcha, todavía queda mucha regata por delante y estoy muy contento de estar aquí".

Un puesto más atrás, en el 14º, a unas 6.000 millas de los barcos en cabeza, el patrón americano Rich Wilson ha desvelado que ha disfrutado de su mejor sueño en semanas, gracias a unos auriculares aislantes del ruido que desconectaron el sonido del mundo exterior. "Me cansé mucho de que el viento aullara a través del aparejo, recordándome lo inhóspito que es ahí fuera. Había leído después de la Nueva York - Vendée Race que Jérémie Beyou había utilizado auriculares aislantes del ruido para tratar de conseguir algo de paz y tranquilidad. Compré unos y los probé anoche por primera vez. A menudo los ruidos nos alertan de posibles problemas, por lo que era reacio a emplearlos pero debía hacer algo para descansar relajadamente. Escuché música celestial. Todo era paz dentro de los auriculares y fuera todo aullaba. Dormí muy bien. Los usaré de nuevo pero no todos los días”.

También ha habido buenas noticias para el francés Sébastien Destremau, que zarpaba de su lugar de fondeo en Port Esperance (Tasmania) después de arreglar una cruceta del mástil roto del TechnoFirst - faceOcean. Destremau cierra la flota en el puesto 18º, con más de 4.000 millas por completar hasta Cabo de Hornos. Pero Stanislas Devorsine, dueño del buque de suministro francés L'Astrolabe, informaba que Destremau estaba de buen humor cuando se cruzaron en su ruta hacia el sur hasta la Antártida

Alex Thomson , Hugo Boss:
"Me imagino que durante los próximos días Armel se ralentizará y me acercaré un poco, luego él saldrá de las calmas ecuatoriales y extenderá la distancia un poco. No espero que haya ningún cambio milagroso pero siempre hay un elemento de suerte. Tuve un muy buen cruce del Ecuador cuando bajamos, así que espero no estar muy penalizado esta vez. La situación parece bastante compleja en el Atlántico Norte pero los modelos están por lo menos de acuerdo sobre cómo va a funcionar. Sólo depende de donde esté centrado el anticiclón de las Azores a medida que nos acercamos. Todo el mundo piensa que cuando el viento es flojo no es tan difícil, pero es todo lo contrario: tienes que trabajar mucho más duro. Sin duda, hay un arduo trabajo que hacer los próximos dos días para pasar por esta zona".

Yann Eliès, Quéguiner-Leucémie Espoir:
"Es verdad que Jean Le Cam ha estado cerca durante varios miles de millas... En las últimas 48 horas me ha costado ser tan rápido como él, puedo verlo a sotavento. Desafortunadamente no pude hablar con él por el VHF, ya que su radio no funciona. Nuestros barcos tienen niveles de rendimiento similares. Creo que vamos a cruzar el Ecuador juntos. Creo que Jean-Pierre (Dick) lo hará mejor que nosotros. Debería dejar atrás los vientos alisios antes que nosotros. Jean y yo tenemos la experiencia de la clase Figaro, tenemos más intuición, mientras que Jean-Pierre tiene un enfoque más racional y científico".
 

cabecera

Publicado en

Armel se frena…Alex vuela

La calmas ecuatoriales acaban de atrapar al líder de la flota de la octava edición de la Vendée Globe. Armel Le Cléac'h navega entre soplos y chubascos suaves de 4 nudos, a veces de 15, con un sofocante calor y bajo un cielo caprichoso. Un tiempo en tierra de nadie, un gran lío. De repente, Alex Thomson está en plena racha: recuperó 80 millas en 24 horas, volando amurado a estribor a 19,7 nudos de velocidad promedio... Beyou, tercero, también acelera. 

Pn

"La zona de calmas se extiende, espero que Armel tenga dificultades para cruzarla. A continuación, el Atlántico Norte ofrecerá oportunidades, realmente las necesito", explicaba Alex Thomson, a 235 millas de Armel Le Cléac'h, líder desde el 3 de diciembre. La batalla no está vista para sentencia, dada la actividad de la zona ecuatorial, donde la zona de calmas se ha extendido en latitud y longitud. Fulgurante a 20 nudos, mientras que Banque Populaire VIII promediaba unos pobres 8 nudos, el británico se muestra esperanzador para ponerse al día con el francés. En cuanto a Beyou, que ha dominado a la perfección su ascenso por el Atlántico Sur y disfruta de esta tarde de unos alisios generosos, ha podido acelerar. Es probable que la brecha entre los tres primeros se reduzca y en la salida Zona de Convergencia Intertropical la regata tendrá otra cara, además de que tanto los navegantes como sus barcos están sintiendo el cansancio acumulado después de dos meses ininterrumpidos de competición. Una verdadera carrera de resistencia se lleva a cabo en este momento...

Jean Le Cam desafía el anticiclón de Santa Helena
"Estoy muy impresionado con la navegación de Jean (Le Cam), que ha logrado mantenerse en la pomada. Ha demostrado unas prestaciones buenas", decía ayer Jean-Pierre Dick. El patrón del Finistére Mer Vent muestra una velocidad aún mayor que sus compañeros de partida y finalmente coge el ritmo. Yann Eliès confesó que si hubiera estado solo, probablemente no habría forzado su barco como lo hace. Los tres mosqueteros se mantienen en 20 millas sabiendo que el StMichel-Virbac, con su desplazamiento hacia el oeste, podría dar un buen golpe para evitar los tentáculos del anticiclón de Santa Helena. Por ahora, Jean Le Cam es el cuarto clasificado. Un sorprendentemente emocionante pique después de casi 20.000 millas navegadas. El último competidor en haber doblado Hornos (el pasado miércoles), Louis Burton, 7º, se mueve como una lavadora a lo largo de Argentina, con 45 nudos de viento pronosticado y toda una dura noche para maniobrar las velas...

Frío en los mares del Sur
Los 11 competidores inmersos en el Pacífico Sur (aparte de Sébastien Destremau en Tasmania) sufren el frío y la falta de sol. Si Romain Attanasio se calentaba con un buen estofado, Fabrice Amedeo ya no se quita su ropa térmica y Rich Wilson vive con un sombrero y tres capas de ropa polar. Basta decir que los momentos en los que deben maniobrar en cubierta, como ha hecho Didac Costa para reparar la vela mayor, requieren valentía. Los patrones están luchando a pesar de las 5.000 calorías ingeridas por día. Respecto a la clasificación, Eric Bellion, 10º, está cerca de Conrad Colman, mermado al no poder izar más vela mayor que el tercer rizo. Alan Roura, 13º, debe estar frotándose las manos: reduce la brecha con Fabrice Amedeo, diabólicamente ralentizado en una dorsal. “Estimula navegar con ellos. En este momento, hay un efecto acordeón pero es divertido haber estado navegando tanta parte del recorrido y mantenernos tan cerca entre nosotros”, decía este mediodía Arnaud Boissières, undécimo. Es curioso, pero tranquilizador en estas regiones próximas al Punto Nemo, el punto del planeta más lejano de cualquier zona terrestre.

Video resumen jornada 62, Vendée Globe

cabecera

Publicado en

Cascada de daños en el Pacífico Sur

Conrad Colman, Alan Roura, Didac Costa y Sebastien Destremau -anclado en Tasmania- luchan para continuar hasta Les Sables d'Olonne. En cabeza de la Vendée Globe Armel Le Cléac’h, líder pero humano, reconoce que se acusa el desgaste de la regata.

Pn

Después de 58 días de mar y soledad, los 18 patrones de la Vendée Globe y sus barcos están acusando el cansancio. "Se acusa la fatiga física y mental, que absorbe un poco de energías del cuerpo. Estamos en las últimas millas y se nota”, admitió este mediodía el líder Armel Le Cléac'h. Esta tarde, la flota de la octava edición de la Vendée Globe se extiende a lo largo de más de 16.000 km, desde Tasmania -al Sur de Australia- a la latitud de Salvador de Bahía, en Brasil. Para todos, incluso para el primero, el camino aún es largo, porque cada día es un reto...

Cuatro barcos heridos
Golpeado por ráfagas salvajes de 60 nudos de viento (111 km/h), el Foresight Natural Energy de Conrad Colman perdió ayer el pasador del estay del génova (J1, gran vela de proa) y estuvo volcado un par de veces. Por poco el neozelandés, que va noveno, pierde el mástil, pero está recuperando fuerzas a la espera de unas condiciones menos violentas. Tan pronto como el tiempo se lo permita deberá subir al mástil para llevar cable y tratar de poner un pasador de repuesto en la amura de cubierta. En estos momentos navega con un rumbo seguro con vientos del sur de 25 nudos… a 1.700 millas de Cabo de Hornos.

panorama náutico, Vendée Globe

El suizo Alan Roura (13º) también vivió momentos difíciles. La Fabrique golpeó un OFNI (objeto flotante no identificado) rompiendo el timón de estribor y sufriendo una importante vía de agua. "Me estaba hundiendo lentamente. El agua empezó a filtrarse por donde podía". El más joven de la regata, con fuerza y valor, ha logrado poner un timón de respeto con 45 nudos de viento. Alan se ha fijado una meta: llevar el barco a buen puerto hasta Les Sables d'Olonne.

panorama náutico, Vendée Globe

Por su parte, el español Didac Costa (15º), a bordo del One Planet One Ocean, detectó esta mañana un agujero en la vela mayor, la cual no podrá reparar hasta después de la borrasca que le espera mañana. En cuanto a Sébastien Destremau, está amarrado a una boya en Esperance Bay, en Tasmania. El navegante francés ha podido subir al mástil del Techno First-faceOcean. Deberá reparar una cruceta con los medios que tiene a bordo. En 36 horas el patrón francés debería reemprender su marcha.

En cabeza no hay nada decidido
El juego sigue abierto para los líderes."Vamos a sacar la calculadora después de las calmas ecuatoriales” decía esta tarde el patrón del Banque Populaire VIII, que empieza coger los alisios frente a Brasil. Alex Thomson (Hugo Boss), casi 180 millas por detrás, todavía ciñe dando bordos antes de poder coger los alisios y acelerar. La situación es más difícil para el británico en este momento, pero el muro sin viento de las calmas ecuatoriales podría repartir nuevas cartas, o al menos reducir la distancia entre ambos. También hay que fijarse en un Jérémie Beyou (Maître CoQ) (3º) en buena forma y que continúa acortando su desventaja, ahora a 470 millas de Thomson.

Un trío reformado
Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac) apenas ha podido aguantar a Yann Eliès (Queguiner - Leucémie Espoir) y a Jean Le Cam (Finistère Mer Vent), hoy los más rápidos de la flota, que navegan a 23 millas de distancia. Los dos veteranos van a la caza del cuarto puesto, a menos de 38 millas del ‘foiler' de Dick. Se espera toda una carrera de velocidad entre los tres competidores, inmersos en un viento del Nordeste de 20 nudos.

panorama náutico, Vendée Globe

La clasificación es algo anecdótico. Somos un grupo con el objetivo de llegar a Les Sables d'Olonne, así es más seguro cruzar el Pacífico. El objetivo último es terminar la regata. Una Vendée Globe se gana o se termina”, comentaba este mediodía Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut). Los navegantes del Pacífico Sur sufren sucesivas borrascas, al igual que el grupo comandado por Eric Bellion (CommeUnSeulHomme).Viven el día a día. Cabo de Hornos está todavía lejos. De Les Sables d'Olonne ni hablamos…

Declaraciones
 Armel Le Cléac'h, Banque Populaire VIII:

"Mis piernas están bien. No están igual que en la salida pero no me puedo quejar: he hecho ejercicios desde el principio. Moverse por el barco requiere un poco de esfuerzo. Se nota la fatiga física y mental. Hay que seguir vigilando todo. Las maniobras cuestan tal vez más que al principio, pero después de 50 días de regata se controlan mejor”.

Jeremie Beyou, Maître CoQ:
"Estoy en condiciones favorables. El barco navega bien con un viento del través, alterno el gennaker y el J1 avanzando hacia la meta. Reduje un poco la desventaja. Hacía tiempo que no estaba a menos de 1.000 millas de los líderes. Es un buena progresión aunque simbólica, debido en buena parte a las condiciones diferentes que tenemos. Moralmente estoy bien, animado. He hecho bien en seguir hacia delante y no pensar que todo estaba acabado. Cerca de Hornos recuperé un ordenador conectado al Iridium, que con buenas condiciones me permite llamar y descargarme ficheros de ‘meteo'. A veces tardo tres o cuatro horas en bajarme un fichero. Algunos días consigo descargarme un par y otros ninguno”.

Fabrice Amedeo, Newrest-Matmut:
"Las condiciones se calman. Tengo 25 nudos de viento y voy a poder poner más trapo. He tenido las condiciones más duras desde la salida de la Vendée Globe, con 48 nudos de viento establecido. No he roto nada pero deberé hacer una ronda para inspeccionarlo todo. Nunca antes lo había sufrido en un IMOCA”.

Páginas

Anuncio

Suscribirse a RSS - Alex Thomson