ESCUELA DE CRUCERO. Las pilot charts o portulanos (9/13).

cabecera

Publicado en
Daniel Cavanilles

ESCUELA DE CRUCERO. Las pilot charts o portulanos (9/13).

Cuanto más se navega y más lugares se visitan nos vamos dando cuenta de lo intrincados que resultan algunos destinos. Entradas complicadas, marinas amplias con múltiples canales, ríos, zonas con marea que limitan nuestra aproximación.Cuanto más se navega y más lugares se visitan nos vamos dando cuenta de lo intrincados que resultan algunos destinos. Entradas complicadas, marinas amplias con múltiples canales, ríos, zonas con marea que limitan nuestra aproximación. 

Por Daniel Cavanilles

Instructor Yachtmaster Offshore Sail & Power por la RYA (Royal Yachting Association)

Instructor jefe en Yacht Point Training

Y de noche todavía más. Al llegar a un puerto desconocido, sin la ayuda de la luz, nos vemos obligados a seguir las luces de las balizas para no salirnos de la derrota que debemos seguir. No obstante la solución es bien sencilla: haremos un esquema del lugar para seguirlo desde la bañera en nuestra entrada.

Lo esencial

El objetivo no puede ser otro que recabar toda la información relevante y apuntarla (hay que escribir, no hay que confiar demasiado en la memoria) de tal forma que podamos seguirla con facilidad. Si hemos de recorrer un canal balizado por ejemplo, podemos enumerar las balizas que iremos encontrando (con su ritmo de luces por la noche si fuera necesario), la distancia entre ellas y el rumbo que debemos seguir. La manera en que plasmemos nuestro plan sobre el papel depende de cada uno, lo que sea más práctico. Hay quién seguirá la distancia con la corredera y otros, estableciendo una velocidad constante se guiarán por el tiempo que tiene que transcurrir entre dos marcas. No debemos hacer un trabajo de final de carrera. Debe ser simple y fácil de seguir a simple vista, descartando todo aquello que no sea esencial para nuestra entrada (o salida).

No debiera ser necesario recordar que la información la obtendremos de derroteros y cartas náuticas. No nos limitemos a mirar la imagen de la publicación, leamos atentamente sus recomendaciones para la aproximación. En muchas ocasiones encontraremos enfilaciones que nos marcaran el paso seguro entre diferentes peligros o luces sectoriales que cambiarán de color según nos desviemos. En las cartas estas ayudas (o imperativos) vendrán marcados por sus correspondientes símbolos. Toda esta información debe estar reflejada en nuestro plan. Lo más recomendable es hacer un pequeño “mapa del tesoro” como hacíamos cuando éramos pequeños.

Luz verde, 2 flashes cada 5 segundos

  • Rumbo 295º
  • 300 Metros
  • Sonda 6-10 metros      

Luz verde 4 flashes cada 7 segundos

  • 10º est- (305º)
  • 200 metros
  • sonda 6-10 mts

Enfilación 2 luces blanca fija

  • 20º a babor y seguir enf. (285º)
  • Sonda bajando hasta 5 mts
  • 400 mts
  • Pasaremos luz roja 4 fl. 7s

Luz verde 1 flash cada 3 segundos x través estribor

  • 90 º a babor (195º)

Dejamos la enfilación

Seguiremos los pasos e iremos señalando al tiempo que los vamos pasando. Es recomendable no confiar las diferentes etapas a una sola fuente de información (por ejemplo, luz roja) sino que complementarla con sonda, rumbo o cualquier otro detalle que nos sea útil. No nos podemos permitir que una baliza fuera de servicio nos desmonte todo el plan.

Debemos considerar cualquier elemento que pueda influir en nuestra navegación. Buscaremos rocas, bajos, canales de navegación, límites de velocidad y legislación local, efectos de corriente y de la marea… Cuanto mayor sea el detalle daremos menos lugar a posibles imprevistos. No obstante no podemos ahogarnos en información. Solamente debemos reflejar en nuestro plan lo que sea esencial.

Lo recomendable

Lo ideal sería no tener que abandonar la bañera durante la entrada/salida del puerto. El patrón haría bien en dejar el timón a algún tripulante de confianza para centrar toda su atención en la navegación. Tener el VHF portátil (y el teléfono incluso) a mano puede resultar crucial para establecer contacto (y en el peor de los casos ser guiados) por el puerto. Asimismo involucrar a toda la tripulación puede resultar muy beneficioso en entradas especialmente difíciles. Cuántos más ojos estén expectantes más sencillo resultará encontrar las marcas. En escenarios tales como ríos o zonas con amplias mareas que pueden cambiar su aspecto de manera drástica según el momento del día, no daremos pasos en falso. Nos limitaremos a seguir nuestro plan y en el caso de desorientarnos, lo recomendable será volver sobre nuestros pasos hasta algún punto claramente identificable e intentarlo de nuevo, a poder ser, habiendo repasado nuestra estrategia para intentar encontrar nuestro error.

¡Recuerda!

La anticipación es la clave. En este tipo de navegación portuaria no deberíamos dejar mucho espacio a la inspiración. Mejor buscar datos sólidos y chequearlos con frecuencia. De esta manera ganaremos seguridad, tiempo y comfort para nuestra tripulación.

Otras noticias relacionadas

Publicado en Otros por Pn 29 Octubre, 2018 | 0 comentarios
Publicamos la nota de prensa llegada a nuestra redacción de la Plataforma de Afectados por el proyecto de la próxima Orden Ministerial que regulará sobre los equipos de seguridad en las embarcaciones...
Publicado en Otros por Pn 25 Octubre, 2018 | 0 comentarios
109 fotógrafos de 25 países han participado en la novena edición del concurso Mirabaud Yacht Racing Image 2018. El fotógrafo portugués Ricardo Pinto ganó el primer premio, mientras que los delegados...

Páginas

Anuncio