Anuncio fondo

Barco de anuncio

CABOS SUELTOS

Miquel Mallafré es un conocido periodista y fotógrafo náutico con más de 30 años de experiencia en el sector que ejerce además como Comisario Internacional de regatas motonáuticas. Su sección “Cabos Suelto” aparecerá quincenalmente en nuestra web para ofrecer su punto de vista sobre distintos aspectos de la actualidad náutica. Con su análisis, capacidad crítica, perspectiva histórica y su habitual mordacidad y sentido del humor, Mallafré desgranará los entresijos de la náutica recreativa de este país y de su industria.

Miquel Mallafré

cabecera

Publicado en
Miquel Mallafré

Barco de anuncio

Una lancha de competición catalana protagoniza un spot televisivo de Land Rover para el mercado asiático.

Texto y fotos: Miquel Mallafré

En el mundo del cine hay barcos de película y películas de barcos. En el mundo de la publicidad televisiva no hay anuncios de barcos –de recreo- pero si es frecuente la aparición de barcos en los anuncios. En esta ocasión nos referiremos a uno de estos casos.

Hace poco más de un año se grabaron en el puerto de Málaga unas imágenes para un spot publicitario de la marca Land Rover. Para este anuncio se utilizó un automóvil, lógicamente Range Rover, y una lancha de competición. Parece ser que este video publicitario estaba destinado al mercado asiático, pero no nos consta que se haya emitido hasta ahora. Sin embargo, la embarcación sí aparece en los catálogos correspondientes, en dos imágenes que les incorporamos.

La presencia de la marca británica en el mundo de la competición náutica no es nueva, pues patrocinó recientemente el catamarán de Ben Ainslie para la Copa América 2017.

En esta ocasión Range Rover no patrocina una lancha de motonáutica, sino que la utilizó para la confección de una campaña publicitaria en la que se pretendía demostrar el dinamismo y la capacidad de remolque del automóvil en cuestión, pero como que eso está disponible para ustedes en muchos medios, o que les desvelaremos a continuación son las interioridades de la lancha en cuestión.

Se trata de una embarcación construida enteramente en sándwich de kevlar carbono, laminado al vacío y post curado en el astillero italiano Albatro International, S.r.l. sito en la villa lombarda de Gordona. Albatro está especializado en la fabricación de embarcaciones de marcado carácter deportivo, con una gama de modelos de tipo semirrígido y otra de modelos “convencionales”, si es que alguno de ellos puede ser considerado así, vistas sus características. El astillero posee un buen palmarés deportivo y tanto Simone Cesati como su hijo Christian, miembros de la familia propietaria, son activos participantes en las competiciones.

El barco fue desarrollado para participar en las competiciones motonáuticas de Endurance Class B cuando la eslora máxima de esta disciplina estaba en los 8 metros. Desafortunadamente, en 2017 la UIM (Union Internationale Motonautique) cambió inesperadamente esta eslora máxima aumentándola hasta los 9 metros, lo cual podía perjudicar notablemente las expectativas de la lancha, pero no adelantemos acontecimientos. Lo cierto es que el desarrollo de la embarcación corrió por cuenta de quienes realizaron el encargo: los pilotos catalanes Norberto Mallo y Eduardo Platero.

¿Y por qué dos pilotos? En un barco de estas prestaciones hay que prestar atención a muchos aspectos de la navegación y de la regata, de modo que el piloto, en este caso Mallo, se ocupa de la dirección, el GPS i las comunicaciones con tierra, mientras que el copiloto o throttleman se encarga de la velocidad, acelerando el barco con la mano derecha, además del trimado con power-trim, power-lift y flaps. El barco no se acelera con el pie.

Mallo y Platero ya tenían una notable experiencia en este ambiente, pues participaron en distintos campeonatos con una embarcación más pequeña del mismo astillero, logrando el Campeonato Europeo en la categoría Boat Production en 2012. Aquel barco media 6,90 metros y estaba propulsado por un solo motor fueraborda. El actual mide 8 metros y monta dos motores fueraborda Mercury de 280 caballos, con la intención de competir en la categoría máxima.

El barco se caracteriza por incorporar una cabina de seguridad en el interior de la cual los pilotos –y, eventualmente, un invitado- navegan sujetos con sendos arneses de seguridad con la finalidad de impedir que, en caso de impacto o desaceleración brusca, los pilotos se puedan golpear contra el interior del parabrisas. La construcción de la cabina o cockpit se debe realizar siguiendo unas especificaciones muy concretas en cuanto a diseño, materiales y monolitismo. Ahora bien, una vez garantizada la integridad física de los ocupantes frente a un hipotético impacto, conviene asegurar también otro aspecto: la hipótesis del vuelco. La cabina cuenta con una escotilla de desmontaje rápido para poder abandonar la nave en caso de necesidad, accionable desde el interior y desde el exterior, pero aún hay más. Los cascos utilizados –los de la cabeza- son semejantes a los utilizados en la aviación militar y cuentan con una conexión a sendas reservas de aire para respirar que se accionan de modo automático en caso de vuelco, cuando los pilotos podrían quedar bajo el agua. Esto asegura bastantes minutos de respiración, incluso con el barco volcado y los pilotos inconscientes, a la espera de la llegada de los equipos de rescate.

Dicho de otro modo. La selección de este barco para participar en un anuncio en el cual se hace gala de alta tecnología no es gratuita.

Puesto que la visibilidad desde el interior del barco no es óptima, se han instalado 5 cámaras con objetivo gran angular en la cubierta, cámaras que entregan su señal a tres pantallas instaladas en el interior

Cuando el barco se utilizó en el anuncio estaba pendiente de terminar. El verano de 2017 fue utilizado para su puesta a punto en Barcelona y la primera prueba con “fuego real” fue la disputa del Campeonato del Mundo de la especialidad, que tuvo lugar en el lago de Como (Italia) en septiembre de 2017. La embarcación, inscrita en la categoría S2, ganó la primera manga con autoridad a una velocidad media de 72 nudos y se vio forzada a retirarse en la segunda por una rotura mecánica. Las próximas citas internacionales serán también en Italia, donde la próxima semana se disputa en Chioggia el campeonato europeo y el primer fin de semana de octubre se celebra en Forio, en la isla de Ischia, el campeonato del Mundo.

Les deseamos el mejor de los éxitos.

Otras noticias relacionadas

Publicado en Cabos sueltos por Miquel Mallafré 19 Octubre, 2018 | 0 comentarios
Después de celebrado el Salón Náutico de Barcelona es un buen momento para comentar los resultados del propio certamen y de la temporada. Miquel Mallafré
Publicado en Cabos sueltos por Miquel Mallafré 5 Octubre, 2018 | 0 comentarios
No solo la política tuvo que ver con la anulación de la Barcelona World Race. Por Miquel Mallafré

Páginas

Anuncio