Anuncio fondo

¿Qué pasa con el deporte después de los JJOO?

CABOS SUELTOS

Miquel Mallafré es un conocido periodista y fotógrafo náutico con más de 30 años de experiencia en el sector que ejerce además como Comisario Internacional de regatas motonáuticas. Su sección “Cabos Suelto” aparecerá quincenalmente en nuestra web para ofrecer su punto de vista sobre distintos aspectos de la actualidad náutica. Con su análisis, capacidad crítica, perspectiva histórica y su habitual mordacidad y sentido del humor, Mallafré desgranará los entresijos de la náutica recreativa de este país y de su industria.

Miquel Mallafré

cabecera

Publicado en
Miquel Mallafré

¿Qué pasa con el deporte después de los JJOO?

Con frecuencia se dice que los Juegos Olímpicos son el gran argumento para impulsar al alza el deporte del país que los organiza. No siempre es así.

Por M. Mallafré

Está generalmente aceptado que la realización de unos juegos olímpicos en un país determinado implica un empuje deportivo tal que se prolonga durante años. Pues bien, esto no es siempre así. En general los JJOO implican un crecimiento deportivo con respecto a la situación anterior a su celebración en cada país, pero también sucede que los éxitos alcanzados en casa no suelen repetirse.

La mera comprobación de los resultados obtenidos por los distintos países antes, durante y después de la celebración de unos Juegos Olímpicos ofrece resultados sorprendentes. Basta comprobarlo en la tabla adjunta.

panorama náutico, Después de los JJOO,

En la primera columna se indican las ciudades organizadoras y el año de celebración de los JJOO. En la segunda columna las medallas obtenidas por cada país en los juegos celebrados justo antes de que una ciudad de ese mismo país fuera sede y organizadora de unos JJOO. La tercera columna indica el número de medallas conseguidas en los JJOO realizados en casa. La cuarta columna corresponde al número de medallas obtenidas por ese país cuatro años más tarde y así sucesivamente.

Obviamente, hay celdas en blanco porque todavía no han transcurrido suficientes años desde la celebración de los juegos que utilizo como referencia.

 

 

- 4 años

Jugados en casa

+ 4 años

+ 8 años

+ 12 años

+ 16 años

+ 20 años

+ 24 años

Moscú 1980

125

195

boicot

132

112

63

89

90

Los Ángeles 1984

boicot

174

94

108

101

91

101

110

Seúl 1988

19

33

29

27

28

30

31

28

Barcelona 1992

4

22

17

11

20

18

17

17

Atlanta 1996

108

101

91

101

110

104

121

 

Sídney 2000

41

58

49

46

35

35

 

 

Atenas 2004

13

16

4

2

6

 

 

 

Pekín 2008

63

100

88

70

 

 

 

 

Londres 2012

47

65

67

 

 

 

 

 

Río 2016

17

19

 

 

 

 

 

 

 

Lo primero que hay que señalar es que la Unión Soviética se extinguió en 1991 y que los deportistas de la URSS participaron en los JJOO de Barcelona 92 bajo la denominación “Equipo Unificado” con 112 medallas y, a partir de esos juegos, los deportistas de cada una de las repúblicas lo hicieron bajo sus propias banderas. A partir de entonces la fila recoge las medallas de Rusia solamente.

También hay que fijarse que la Unión Soviética no participó en los JJOO de Los Ángeles en 1984 como represalia al boicot que los Estados Unidos hicieron a los JJOO de Moscú en 1980, como protesta por la invasión de Afganistán. Naturalmente, sin esos dos países en cada uno de esos juegos el número de medallas disponibles para los otros participantes aumentó.

También hay que tener en cuenta que no siempre está en juego el mismo número de medallas, pues cambian las modalidades y las disciplinas; unas entran y salen otras. Por supuesto, en los deportes de equipo se entiende que se contabiliza una sola medalla.

panorama náutico, Los Angeles 1984

Si se fijan en la tabla verán que, sistemáticamente, el organizador cosecha más éxitos cuando juega en casa, con dos excepciones: Estados Unidos y el Reino Unido. Si descontamos que los juegos de Los Ángeles se celebraron sin la participación soviética, la cifra de referencia para los primeros debería ser la de Atlanta 96 (101 medallas). Pues bien, en Barcelona 92 los estadounidenses consiguieron 108, en Pekín 110 y en Río 121. A su vez, los británicos ganaron en casa 65 medallas y lograron dos más en Río.

Varios países no dan muy buena impresión. Australia no ha hecho más que bajar desde Sídney 2000, Grecia ha caído en picado, muy por debajo de su medallero anterior a los juegos de Atenas. Por su parte España experimenta una caída algo mayor que la de Corea del Sur, pero siguen alcanzando más medallas que antes de organizar los propios juegos. ¡Entre cuatro y cinco veces más que antes de Barcelona 92!

China desciende en el medallero desde la celebración de sus juegos, pero aún está por encima de los éxitos conseguidos con anterioridad a los mismos.

¿Será que los deportistas están más cómodos jugando en casa? ¿Será que les afecta el cambio de aguas cuando viajan fuera? No será por eso. Lo cierto es que los países donde se encuentra cada una de las ciudades organizadoras de los juegos implementan al alza programas deportivos –y presupuestos- desde que reciben la nominación, con la clara finalidad de quedar bien con la propia población y remachar así el efecto publicitario que supone su celebración. Los efectos no son baladíes, pues se puede multiplicar el turismo que se recibe a partir de ese momento u obtener un prestigio internacional que redunda en las exportaciones, por poner unos ejemplos. Sin embargo, lo que parece indicar la tabla es que, una vez disputados los juegos, cae el interés y el presupuesto. Tal vez esto sea razonable, pero se supone que los efectos de la celebración de los juegos incluyen la construcción de instalaciones deportivas que han de durar lustros y que han de permitir un efecto duradero en cuanto a la práctica deportiva de alto nivel. Pero previo a todo ello está la repercusión publicitaria y mediática que ha de llevar a los jóvenes a llenar esas instalaciones y a la construcción de otras nuevas. Y así sucesivamente.

panorama náutico, Río 2016

Una vez más, afirmaciones que se hacen públicas cual dogma de fe resultan ser bastante inciertas.

Otras noticias relacionadas

Publicado en Cabos sueltos por Miquel Mallafré 16 Junio, 2017 | 0 comentarios
En torno al deporte se mueven más cosas de las que seguramente sería necesario. Dinero, puestos de trabajo, influencias. ¿De veras se necesita tanto? Por M. Mallafré 
Publicado en Cabos sueltos por Miquel Mallafré 2 Junio, 2017 | 0 comentarios
A menudo determinados sectores económicos reciben incentivos. Las finalidades de los mismos las argumentará cada cual. En la náutica de recreo faltan incentivos. Por M. Mallafré  

Páginas

Anuncio